Editorial

La brecha que aleja la salud

Una lacerante desigualdad ocurre con la llegada de avances científicos a las farmacias en forma de patentizados de última generación. Además regularmente se conocen nuevos procedimientos médicos que resultan imprescindibles para enfrentar las peores enfermedades. Se trata de fármacos y tratamientos absolutamente prohibitivos, inasequibles por sus precios, para las familias de bajos y muy bajos ingresos. Ahora que, orondas, las autoridades pregonan como triunfo la inclusión de un mayor porcentaje de habitantes en la Seguridad Social, es oportuno recordarles que la victoria es pírrica. Que las limitaciones que muestran las aseguradoras nunca auguran que absorban innovaciones costosas para sus afiliados.

Cada nueva forma efectiva de combatir quebrantos requiere fuertes inversiones de laboratorios privados que no comen cuento con sus ganancias y menos aun sus distribuidores y las entidades que deben financiar consumos de interés social. La relación local entre aseguradoras y afiliados está distorsionada por masivas evasiones y elusiones de empleadores escapados de sanciones para erradicar la transgresión y por los bajos niveles salariales de los trabajadores. Las administradoras, buscadoras de rentabilidad, tienen sus capitales de trabajo bajo una presión que los erosiona. El sistema debe ser reformado a profundidad para situar en primer plano el derecho a la salud de los afiliados.

Tolerancia cero para salvar vidas

Si las autoridades pudieran escuchar por el ojo de todas las cerraduras del país lo que en sus usuales coloquios la gente opina sobre los problemas de tránsito tendrían que reaccionar llenando el vacío de medidas enérgicas contra las infracciones. Llama la atención que la mortalidad en vías durante el pasado asueto se registró mayormente entre motociclistas jóvenes sin cascos.

Pavimentos ensangrentados por la carencia de protección en los encéfalos por la ausencia interior de conciencia sobre los peligros que consigo trae la temeridad con desobediencia a unas reglas obligatorias y elementales establecidas para propósitos salvadores. El mayor componente de cada campaña preventiva debería estar dirigido a impedir extremas imprudencias de motociclistas. Muchos de ellos volverían con vida a sus hogares.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba