Económicas

La CEPAL cita los pasos para una «recuperación transformadora» tras la pandemia de COVID-19

Una recuperación transformadora tras la pandemia de COVID-19 requiere una alianza global con total inclusión de los países de ingreso medio ya que estos son actores claves para el desarrollo mundial, señaló hoy Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Barcena participó en la Reunión de alto nivel sobre los Países de Ingreso Medio, convocada en Nueva York por el Presidente de la 75⁰ sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, Volkan Bozkir.

En su presentación, la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL indicó que el PIB per cápita no debe ser el único criterio para definir los niveles y necesidades de desarrollo y no puede ser utilizado para excluir a los países de ingreso medio (MICs, por sus siglas en inglés) del financiamiento concesional y preferencias comerciales.

En ese sentido, recalcó que los pequeños estados insulares en desarrollo (SIDs) son particularmente vulnerables. “(La enfermerdad por) COVID no distingue entre los niveles de ingreso y tampoco la cooperación para superar esta crisis debiera estar guiada por criterios de PIB”, enfatizó.

Alicia Bárcena recordó que los MICs son actores clave del desarrollo global ya que representan más del 75% de la población mundial y cerca de un tercio del PIB global. En ellos vive el 62% de las personas en situación de pobreza, atraen un 45% de las inversiones, suman el 30% de las exportaciones mundiales y son actores clave en la implementación de la Agenda 2030 y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Además, indicó ese grupo abarca el 96% de la deuda pública de los países en desarrollo (excluyendo a China e India), por lo que problemas de deuda y un potencial default de los países de ingreso medio podrían tener importantes repercusiones en los mercados financieros globales.

Explicó también que el impacto económico y social del COVID-19 ha aumentado significativamente la brecha financiera de estos países. En este sentido, advirtió que América Latina y el Caribe es la región del mundo en desarrollo más endeudada y tiene el servicio de la deuda más alto (equivalente al 59% de sus exportaciones de bienes y servicios).

La máxima autoridad de la CEPAL declaró que la capacidad para movilizar recursos externos es limitada y no está ligada al PIB per cápita y que la Ayuda Oficial para el Desarrollo (AOD) es todavía importante para muchos países de ingreso medio: por ejemplo, representó el 34% de los flujos financieros recibidos por el Caribe en 2019.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba