Belleza

La clave de una piel sana

Es importante mantener nuestro cuerpo hidratado, de poco sirve aplicar las mejores cremas del mercado con las técnicas más revolucionarias del mundo si no hidratamos nuestro cuerpo desde dentro.

La receta para una buena hidratación no puede ser más sencilla: beber entre 2 y 2,5 litros al día. Parece mucha cantidad, pero en realidad, si tenemos en cuenta que no sólo bebiendo agua nos hidratamos, resulta mucho más sencillo. Aún así seguro que te sorprendería saber la cantidad de personas que no alcanzan esa cifra. ¿Eres tú una de ellas? Pues a partir de hoy dejaras de serlo.

El truco está en llevar siempre en tu bolso una botellita de agua o algún otro líquido en el bolso. Porque todas las bebidas hidratan.No esperes hasta que tu cuerpo te indique que está sediento. Bebe poco pero con frecuencia.

Una deshidratación, por leve que sea, puede afectar a nuestra capacidad de rendimiento y afectar a nuestra atención, memoria y concentración. Nos sentiremos más cansadas y somnolientas.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba