Editorial

La decisión del CNM en la selección de las posiciones en el TSE

El Consejo Nacional de la Magistratura anunciará este jueves quiénes son los designados para ocupar posiciones en el Tribunal Superior Electoral. Y los escogidos jurarán sus puestos el viernes.

Durante 3 sesiones los miembros del Consejo Nacional de la Magistratura han trabajado y escuchado las intervenciones de 79 aspirantes a ocupar cualquiera de las cinco posiciones en juego, más las suplencias, para dejar formalmente instalado un órgano de las altas cortes que es fundamental para el sistema de partidos políticos y el régimen electoral.

El presidente Luis Abinader ha participado en las tres sesiones en las horas matutinas, y ha declinado las tres veces las horas vespertinas en la vicepresidenta de la República, Raquel Peña, quien ha realizado un trabajo profesional, independiente, con muy pocas intervenciones en la parte de las preguntas.

Muchos temas han sido puestos sobre la mesa en esas entrevistas. Cada aspirante ha podido exponer durante cinco minutos o menos sobre su formación, carrera y méritos que supone le acreditan para ocupar la posición. Luego otros hasta 15 minutos son destinados a preguntas y respuestas. En ocasiones no ha habido preguntas.

El país ha sido testigo, por las transmisiones de todas las sesiones, de la calidad, capacidad, desenvolvimiento y profundidad del pensamiento en materia electoral de los abogados aspirantes. Muchos han sido puestos en evidencia desde que iniciaron sus disertaciones. Otras han tenido calidad y maestría expositiva y tienen condiciones para ocupar la posición a la que aspiran y para ocupar el puesto de presidente o presidenta del TSE.

Es un ejercicio democrático que pone a prueba nuestra calidad en materia electoral. Hemos sido testigos de los problemas que han tenido países como Venezuela, Bolivia, Perú o Nicaragua, por la debilidad o falta de consistencia de sus organismos electorales. Un Tribunal Electoral, que es la parte contenciosa del escrutinio electoral, es fundamental para que los sistemas políticos y democráticos no caigan en la orfandad. Es uno de los serios problemas que tiene Haití en estos momentos.

La cuestión que tiene el CNM con esta decisión es si mantiene uno o dos miembros del TSE que se sustituye o si los cambia a todos. Magistrados como Santiago Sosa y Rafaelina Peralta han realizado un trabajo eficiente y con calidad como para ser la continuidad del TSE en una nueva gestión. Los restantes miembros tendrán que ser seleccionados con lupa entre los postulantes. Algunas intervenciones han sido brillantes, como la de Pedro Pablo Yermenos Forastieri, y otras han demostrado conocimiento suficiente sobre el sistema electoral, aunque no tengan tan claros los pasos a dar a continuación en ese organismo tan relevante.

Por suerte contamos con un Consejo Nacional de la Magistratura con calidad y capacidad para tomar decisiones delicadas. Apostamos a que el jueves habrá anuncios esperanzadores y arropados de institucionalidad e independencia, y que el viernes los que se van a juramentar asumirán un compromiso de respeto a la democracia y al fortalecimiento de las organizaciones políticas y del régimen electoral. Auguramos un mejor TSE para los grandes desafíos que tiene el sistema electoral dominicano.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba