Turismo

La falta de visibilidad no frena el ánimo de los inversores hoteleros

El 2020 se veía como un año de transición, en el que se pensaba que habría un cambio de modelo turístico, pero por otras razones”, resaltó Juan Fernández-Aceytuno, CEO de Sociedad de Tasación, al comenzar el Webinar “El valor de los hoteles: inversión y financiación pos-COVID”, afirmando que nadie imaginaba que la historia fuese a dar un giro tan drástico como el desencadenado a partir del coronavirus. Las empresas hoteleras están aprendiendo a gestionar esta nueva situación con la mira puesta en alcanzar una “actividad saludable” para 2022. Y si bien la falta de certezas sobre lo que puede ocurrir a mediano plazo ha paralizado algunas inversiones, los expertos ven que todavía hay movimiento e interés por el sector.

Durante el webinar, Víctor Fernández, CEO de Room Mate, reconoció que habrá empresas que conseguirán sobrevivir al impacto de la pandemia y “el mayor éxito” lo tendrán “las marcas que en los últimos años hayan ganado confianza del cliente y reputación”; aquellas que “han apostado, durante el COVID, a enganchar emocionalmente con la gente” y sobre todo “las marcas y empresas con cultura de innovación, adaptables y ágiles”.

Como es previsible, “van a sufrir menos los hoteles que tengan menos dependencia del cliente internacional y que están en territorios donde la demanda interna es importante y donde hay posibilidad de llegar en coche”, reflexionó Fernández.

Pos-COVID-19 el 2el mayor éxito lo tendrán las marcas que en los últimos años hayan ganado confianza del cliente y reputación”, cree Víctor Fernández, CEO de Room Mate

Por su arte Albert Grau, socio co-director en Cushman & Wakefield también dijo que la crisis está golpeando a todos “pero hay destinos con menor afectación, sobre todo los menos dependientes a la demanda internacional”. La demanda de Estados Unidos y Asia “será más complicada de recuperar”; la actividad en el segmento MICE “tardará más en recuperarse por su idiosincrasia” y a nivel producto es probable que se busquen “hoteles pequeños y de naturaleza”, enumeró.

Para el socio co-director de Cushman & Wakefiel esta es una crisis de demanda, no finaciera como la de 2009, por lo que puertas adentro ha sido clave “la flexibilidad en la gestión y en el replanteamiento de los planes de negocio, y ahí tiene mucho que ver el gestor que está llevando esos hoteles”. En este contexto “evidentemente también es importante ganar la confianza del consumidor y se gana con gente muy profesional gestionando los hoteles”.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar