Internacionales

La farsa de Trump que ya no convence tras 4 años en la presidencia

Yahoo.-Con su campaña contra las cuerdas por la sustancial Donald Trump de su rival en las encuestas, Donald Trump acudió al último debate en la Universidad de Belmont, en Nashville, (Tennessee), con el libreto de su exitosa campaña de 2016 bajo el brazo.

Pese a que lleva cuatro años en la Casa Blanca, se volvió a presentar como el antipolítico, el ‘outsider’ que lucha contra políticos incompetentes y corruptos para servir al pueblo. En ese papel se siente cómodo y se notó, ya que sus momentos más efectivos fueron cuando hurgó en el hecho de que Joe Biden suma cuatro décadas en Washington, ocho de ellas como vicepresidente.

“Lleva 47 años [en política] y no lo hizo”, respondió, por ejemplo, a la promesa de su rival de crear un plan de salud público. “Son todo palabras y nada de acción”, agregó en otro momento, tras asegurar que había entrado en política por la supuesta ineficacia de políticos como el exvicepresidente.

Es un papel que se ajusta como un guante al atípico perfil político del magnate de Nueva York y que se ha demostrado ejerce una gran atracción en el electorado, pero que ha perdido lustre ahora que está sentado en el Despacho Oval y tiene un récord como político que defender.

De la bolsa de trucos de 2016 también sacó en este debate el dibujar al rival no solo como un político de toda la vida, sino como parte de la maquinaria corrupta que se beneficia del sistema. Tal como hizo con los famosos coreos electrónicos perdidos de la ex primera dama Hillary Clinton, Trump trató de darle vida en el debate a las acusaciones de que Hunter Biden emprendió negocios turbios con el aval de su padre mientras era vicepresidente.

No solo eso, fue un paso más allá y aseguró que los hermanos del demócrata, así como él mismo, se han beneficiado de estar en el poder. Incluso insistió en que su rival había recibido 3.5 millones de dólares de China. “Vives muy bien Joe”, dijo.

Funcionó contra Hillary Clinton, que merecida o inmerecidamente era más vulnerable en este flanco, pero con Biden la historia parece ser muy diferente. Pese a los intentos del presidente y sus aliados, los supuestos escándalos de Hunter Biden no han tenido vuelo en la prensa, que hasta ahora no ha corroborado la veracidad de los supuestos correos que demostrarían sus negocios ocultos. Eso y la reputación de honestidad de Biden ponen cuesta arriba los intentos republicanos de mancharlo.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba