Salud

La gratitud, principio salvador: SENASA y la Fundación Nido para Angeles

POR CARLOS SALCEDO

E1 Señor dijo: “Y el que reciba todas las cosas con gratitud será glorificado; y le serán añadidas las cosas de esta tierra, hasta cien tantos, sí, y mas” (D. y C. 78:19).

Entonces, la gratitud es una virtud salvadora. De hecho, el ser agradecidos es una de las seis claves de la felicidad según la prestigiosa Universidad de Harvard. Completan este catálogo el ser optimistas, la resiliencia, evitar la procastinación, socializar y hacer ejercicio.

Dicha lista se debe a Tal Ben-Shahar, el profesor de Harvard que tiene el récord de la asignatura con mayor número de estudiantes de la historia de dicha universidad, con más de 1,400 alumnos por semestre y quien propone aprender a diferenciar entre el perfeccionismo neurótico y el perfeccionismo positivo u optimalista y quien sostiene que para alcanzar la felicidad debemos disfrutar del éxito, apreciarlo, agradecerlo y aceptar el mundo como es.

El autor es abogado. Reside en Santo Domingo.

Agradecidos con SENASA

Todo esto viene a cuento porque si de una institución está agradecida la Fundación Nido para Ángeles es del Servicio Nacional de Salud (SENASA). De manera particular del Dr. Santiago Hazim, por el gran apoyo que le ha dado a la fundación, al haber aportado la institución bajo su dirección los recursos necesarios para la instalación de la Sala de Intervención Temprana (SIT).

Es mucho el bien que ha hecho dicha a la comunidad de recién nacidos con asfixia y anoxia perinatal de 6 maternidades del país. Estos bebés hacen parte de los niños y niñas con discapacidad que reciben las especiales atenciones y terapias en Nido para Ángeles.

Otra petición necesaria al SENASA

Pero, para seguir con la palabra de Dios, es en Lucas 12:48 que el Señor dice: “Mas el que sin conocerla hizo cosas dignas de azotes, será azotado poco; porque a todo aquel a quien se haya dado mucho, mucho se le demandará; y al que mucho se le haya confiado, más se le pedirá”.

Dado que SENASA es una entidad pública, es su obligación la administración de los riesgos de salud de sus afiliados. Y si a eso sumamos el demostrado compromiso del actual gobierno y de la dirección de dicha entidad autónoma y descentralizada, con la mayor afiliación posible para que los pobres y necesitados puedan tener los mejores y más económicos servicios de salud, y más aún para la población más vulnerable de la salud, como los niños y niñas con discapacidad, lo que falta ahora es que siendo Nido para Ángeles un centro especializado en programas para niños con parálisis cerebral, que ofrece servicios a los usuarios del SENASA, sea aceptado ser parte de su red como prestadores de servicios principalmente de los planes subsidiado y contributivo.

Y es que, a pesar del gran apoyo del SENASA, la fundación tiene ya dos años intentando por todos los medios posibles, incluido ante la Gerencia de Servicios de Salud, a cargo de las afiliaciones, ser integrado a la aludida Red de Afiliados. Fundamentalmente esta situación ha traído como consecuencia que Nido para Ángeles mantiene una lista de espera de 139 niños y niñas, por no haber avanzado con el seguro del SENASA para poder ser usado por las familias de los que son y deben ser atendidas.

Nido para Ángeles el centro más especializado en parálisis cerebral

Desde hace años, Nido para Ángeles es prestadora de salud de las principales aseguradoras del país como HUMANO, MAPFRE, UNIVERSAL y otras administradoras de riesgos de salud, y cuenta con todos los requisitos legales para serlo, incluida la habilitación del Ministerio de Salud Pública. Es igualmente reconocida entre las 10 organizaciones sin fines de lucro que reciben recursos del Estado con mayores niveles de transparencia y rendición de cuentas de los fondos que administra.

Nido para Ángeles es el centro más especializado del país en Parálisis Cerebral y negar este servicio es negárselo a las familias con el seguro de SENASA, pues alrededor del 70% de la población de dicho centro con la condición de parálisis cerebral pertenece al SENASA en los planes subsidiado y contributivo, siendo el subsidiado el predominante.

Nido para Ángeles agradece nuevamente al SENASA que, luego de un acuerdo suscrito con dicho servicio desde finales de 2016, recibe un subsidio mensual de noventa mil pesos. En aquel entonces, eran unas 30 familias del SENASA que recibían el servicio en el centro. Comparando ese subsidio mensual recibido desde entonces al día de hoy, de unos tres mil pesos mensuales por familia, el monto sería muy distinto.

Costos para la atención de los niños y niñas discapacitados, afiliación o incremento de subsidio

El centro de Nido para Ángeles atiende actualmente 120 familias solo del SENASA. Si sumamos a éstas a solo 70 familias extras de la lista de espera de los pertenecientes al SENASA, este cálculo de subsidio rondaría la suma de RD$570,000.00 mensuales para un total de 190 familias. El aumento del subsidio al monto preindicado podría ser también una segunda alternativa para poder atender la demanda de pacientes de su red.

Con la afiliación o con el incremento del subsidio al nivel necesario, y través de la atención con los más altos estándares de calidad, Nido para Ángeles, SENASA y el gobierno estarían elevando la cantidad de familias con niños y niñas con discapacidad a ser atendidas como la calidad de vida de esta población tan vulnerable y necesitada.

Cuando corazones agradecidos, como los de Nido para Ángeles, que prestan un servicio público, que debe garantizar el Estado, como bien lo ha venido haciendo, piden al SENASA seguir siendo un ángel protector, es una expresión de humildad y fundamento para que se desarrollen virtudes como la oración, la fe, la valentía, la alegría, la felicidad, el amor y el bienestar, que seguirán acompañando a la fundación, a su consejo y a todos sus colaboradores, ángeles protectores y familias atendidas.

Seguiremos siendo agradecidos con el SENASA, pero sobre todo lo serán los ángeles con discapacidad, con parálisis cerebral, sus familias y el país que, estoy seguro, serán nuevamente protegidos por el Estado y el gobierno, a través de una institución, como el Servicio Nacional de Salud, que ha venido demostrando su gran responsabilidad, disposición y compromiso con los sectores más vulnerables de la salud en el país.

Si se me permite la apostasía, parangonando al Señor, en Mateo 18: 6-9: quien le haga un bien a uno de estos pequeños me lo hace mi. Palabra de Dios.

Niños bajo atención de la Fundación Nino para Angeles

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba