Opinión

La gripe que anda

Por: Luis Córdova 

En el béisbol, para los integrantes de un equipo, es fundamental saber leer y guardar las señas.

El oponente puede sospecharlas, pero nunca saberlas. Ni el público, los del play y los de la televisión, pueden advertir por ejemplo con qué lanzamiento viene el pitcher o si mandan a un toque sorpresa.

Expertos del equipo de Salud, en una misma rueda de prensa, difieron de la efectividad entre la tercera o cuarta dosis de una vacuna experimental que no nos blinda de un virus del que solo sabemos persistirá.

Tener miedo resulta legítimo. Sobretodo si la serie final se acerca, quedan pocos partidos y por los pasillos de todo el play anda una gripe que a cualquiera le hace out.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba