Editorial

La Junta que se va

La composición de la Junta Central Electoral que culmina sus funciones pudo sortear obstáculos importantes que se le presentaron en el camino hasta finalmente organizar elecciones libres, limpias y transparentes.

Debió enfrentar una posposición de las elecciones municipales como consecuencia de fallas en el sistema informático que, se comprobó, no tuvo origen doloso.
Los miembros del organismo se confiaron en el personal técnico que tenía a su cargo el control de calidad del proceso.

Esa Junta estaba constituida conforme a los parámetros de la antigua ley electoral, en la que todos debían ser abogados y, por consiguiente, faltaban profesionales de otras áreas que le permitieran conocer las implicaciones de las fallas que estaban ocurriendo, más allá de lo que les dijeran los técnicos.

También debió enfrentar, antes de las elecciones, la obligación de inmiscuirse en los procesos internos de los partidos, debido a mandatos de nuevas leyes repletas de absurdos. Muchas de las dificultades derivadas de esas leyes fueron advertidas por esa Junta, pero sus posiciones fueron ignoradas.

La Junta que ahora concluye tuvo fallos, indiscutibles, pero muchos de ellos fueron provocados por agentes externos.

Como consecuencia de la suspensión de las elecciones municipales en febrero y las luchas internas de los partidos, difícilmente en su despedida los miembros de la Junta que ahora concluye reciban palabras reconfortantes.

Pero estos cinco miembros mostraron en su desempeño ser ciudadanos honorables, laboriosos, responsables, comprometidos con la democracia y la transparencia.
Desde hoy inicia una nueva Junta conformada por personas con cualidades personales similares a la anterior.

Tienen el reto de proteger el registro civil, continuar su proceso de automatización, organizar elecciones libres, justas y transparentes y administrar los procesos internos de unos partidos con institucionalidad cuestionable.

La Junta que sale puede recibir en el umbral de la puerta delantera a la Junta que entra.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba