Opinión

La mejor manera de honrarlo

Editorial periódico Camino

Trabajemos por y para la Patria que es trabajar para nuestros hijos y para nosotros mismos.

Este pensamiento del Patricio Juan Pablo Duarte llega en un momento oportuno, en donde hay dominicanos que olvidan el ideal del forjador de nuestra nacionalidad.

En muchos dominicanos encontramos acciones contrarias a las que él nos dejó. Aunque alaben su obra, en la práctica, reniegan de los nobles ideales que él encarnó.

Lo rechazan cuando van a las funciones públicas a lucrarse, utilizando como vía la corrupción. Su vida partidaria es el trampolín que usan para amasar fortuna a costa de los más empobrecidos.

Qué días más luminosos para la Patria tendríamos, si exclamáramos como Duarte:

Dios ha de concederme bastante fortaleza para no descender a la tumba sin dejar a mi Patria libre, independiente, y triunfante.

Hoy tenemos muchas cadenas que nos atan: Violencia, inseguridad ciudadana, narcotráfico, congresistas que deshonran su misión, y otros males que tenemos que vencer.

Al cumplirse 211 años del natalicio del Patricio Juan Pablo Duarte, hagamos el compromiso de edificar la Patria que él y sus compañeros soñaron. Hacia adelante. ¡Podemos!

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba