Editorial

La pandemia

El presidente Danilo Medina es la máxima autoridad que dirige y orienta la estrategia nacional para prevenir y contener la propagación del coronavirus, tarea para la cual el Congreso de la República autorizó decretar el Estado de Emergencia, que le permite una mayor amplitud legal en la toma de decisiones en todo lo relacionado con el combate a esa pandemia.

En tal condición, el mandatario conformó por decreto la Comisión de Alto Nivel para la Prevención y Control del COVID-19, encabezada por el ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo, e integrada además por los titulares de Salud, Turismo, Defensa, Trabajo y el superintendente de Riesgos Laborales.

Otras comisiones designadas por el presidente Medina son las de Asuntos Económicos y Empleo y la de Asuntos Sociales, en las que participan los ministros de Hacienda, Economía, gobernador del Banco Central y administrador del Banreservas, entre otros funcionarios.

Al Ministerio de Salud, Servicio Nacional de Salud (SNS) y otras agencias afines les corresponde la primera línea de confrontación contra el coronavirus, que incluye medidas y políticas de control sanitario y epidemiológico, incluido prevención, contagio, aislamiento, internamiento, acopio y suministro de medicinas, insumos y equipos.

El programa de contención de la pandemia luce bien suplido en lo que a comisiones y equipos técnicos concierne, aunque nunca sobran las ofertas de recursos humanos, las donaciones de mascarillas, batas o uniformes para proteger a médicos, enfermeras y personal paramédico, antivirales, camas hospitalarias y ambulancias.

Lo que resulta inaceptable es que por razones políticas o de cualquier otra índole, se intenten crear instancias o nichos paralelos al Sistema Nacional de Salud o a las comisiones creadas en virtud de la ley y del Estado de emergencia.

Las donaciones, provengan de donde provengan, han de ser siempre bien recibidas por las autoridades competentes, siempre conforme a los protocolos vigentes para el manejo de insumos o equipos destinados a los programas de prevención y contención de la pandemia.

Debe quedar claro que el Presidente es la autoridad máxima en todo lo relacionado con la estrategia nacional de lucha contra el coronavirus, y que los ministros de Salud y de la Presidencia poseen autoridad delegada para fungir como ejecutivos en cuestiones de salubridad y administrativa.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba