Internacionales

La tensión entre cuarentena y elecciones polariza la política en Bolivia

La tensión política ha vuelto a Bolivia después que el Parlamento, controlado por el partido de Evo Morales, promulgara en contra de la voluntad del Gobierno interino una ley para ir a elecciones, entre llamados a no repetir la crisis que sufrió el país tras los anteriores comicios luego anulados.

La puja política electoral, que dejó de estar entre los principales temas de discusión, ha vuelto a la palestra después de que el Parlamento promulgara una ley que da 90 días para la realización de nuevos comicios, en medio de una cacerolada para presionar al Ejecutivo transitorio y protestas nocturnas en los bastiones políticos del Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales.

LA ACUSACIÓN DEL MAS

La facción de Morales, de apoyo inquebrantable en regiones rurales y periurbanas de grandes ciudades como El Alto, ha acusado a la presidenta interina, Jeanine Áñez, de intentar «perpetuarse en el poder».

Paradójicamente, el mismo argumento que esgrimieron los sectores contrarios a Morales cuando buscaba un cuarto mandato en las frustradas elecciones de octubre del año pasado es el que ahora el MAS enaltece para cuestionar a la mandataria interina.

El MAS ha señalado que el derecho a la salud, que invoca el Gobierno interino para que las elecciones sean aplazadas un tiempo más, pues estaban inicialmente fijadas para este próximo domingo pero se pospusieron sin fecha, y el derecho político de los comicios «no son incompatibles».

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba