Salud

La vacuna de Putin encuentra oposición con trabajadores de primera línea en Rusia

Vladimir Putin anunció la aprobación de la vacuna contra el coronavirus  Sputnik-V de Rusia el 11 de agosto en medio de mucha fanfarria, diciendo que funciona «con bastante eficacia» para formar una inmunidad estable.

¿Cómo iba a saber esto? Porque el presidente ruso reveló que una de sus hijas ya la había tenido.

En declaraciones a la televisión estatal rusa en ese momento, Putin dijo que su hija tuvo una temperatura ligeramente más alta después de cada dosis de la vacuna contra el coronavirus en dos etapas, pero que «ahora se siente bien».

Las autoridades rusas han señalado a los maestros –así como a los médicos– como trabajadores clave que tendrán acceso a la vacuna primero, incluso antes de que hayan finalizado los ensayos en humanos de la fase 3. 

Pero eso no les cayó bien a algunos sectores de estos trabajadores de primera línea que no confían en las afirmaciones de Putin sobre la eficacia de la vacuna y se muestran reacios a ser utilizados como conejillos de indias humanos.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba