Opinión

Las Puertas abiertas del periódico La Información

Fausto García

La vida y sus cosas son de forma y de fondo.  Lamentablemente, hay quienes pierden el fondo, por estar guardando “las formas”. (Fausto García). 

Es probable que yo sea el articulista o colaborador más antiguo que tiene el periódico La Información de Santiago, el país, y desde hace varios años, del mundo, a través de la forma digital que posee.  Corría el 22 de marzo del año 1984 cuando por primera vez envíe una carta a dicho medio, dirigida para la época, a su director el Dr. Enrique Franco, quien lo presidió por varios años.  Algunos meses después le visité con otra misiva, hablamos un poco y quedamos en que enviaría de vez en cuando algunas colaboraciones. 

Así fue y así ha sido, por más de 35 años ya.  Como ocurre con todo, parece que fue ayer, pero han pasado 35 largas primaveras cargadas de las flores que engalanan año tras año este lar nativo de esta linda Quisqueya.  Esto es en mi caso, pero en el del periódico, ya han transcurrido 104 desde su fundación aquel 16 de noviembre del 1915. Por igual, parece que fue ayer, pero están ahí, 104 años prácticamente ininterrumpidos siendo el periódico de siempre, tanto, que por décadas se ha convertido en un ícono, como el Monumento a los Héroes de la Restauración, que identifica a Santiago y la religión.

 

Este mes el mismo esta de aniversario y su pueblo siempre fiel, ha dicho: vamos a celebrarlo.  Y se viene haciendo por distintas congratulaciones de medios hermanos y personas e instituciones que con sus voces y variados apoyos le dan la razón de ser y de su vigencia en épocas distintas y difíciles, incluyendo algunas tormentas en alta mar, las cuales, sus administradores y directivos han sabido siempre lidiar para seguirlo llevando como nave que se enrumba a puerto seguro: la verdad y la libertad.

 

Para el 103 aniversario (16 /11/2018) participé en una de sus celebraciones -charla conferencia en el Centro de convenciones y cultura dominicana-Utesa – donde participó como orador invitado el distinguido periodista y reserva moral del periodismo nacional, don Juan Bolívar Díaz.  En su turno, el doctor Príamo Rodríguez Castillo, el canciller de la universidad y administrador del citado medio, al hacer uso de la palabra habló de la libertad de expresión que reinaba y distinguía al periódico, en el entendido de que, en él, todos los sectores estaban y podían estar representados y tenían acceso para difundir sus ideas.

 

En ese momento, como uno de los actores y testigo de esa aseveración hecha por el doctor Príamo asentía con la cabeza y recordaba mis inicios en el matutino, donde incluso llegué a adversar al mismo doctor Castillo y sus intereses, y quien paradójicamente paso luego a ser uno de los dueños de la empresa editorial, pero que no obstante, nunca, en un nunca eterno me vi impedido de publicar mis opiniones, muchas de las cuales, personalmente yo mismo llegué a pensar en determinados momentos, que no verían salir la luz en el este de la ciudad corazón, y por ende, en ningún otro punto cardinal.

 

Fue ese día de aquella conmemoración de los 103 años, que elegí allá mismo en el auditorio el titulo que encabeza estas líneas:  LAS PUERTAS ABIERTAS DEL PERIODICO LA INFORMACION. Y lo hice porque en aquellos 34 años era un testigo en todos los sentidos de la palabra, de que la Información siempre tenía sus puertas abiertas, que a nadie se le impedía difundir por su canal sus ideas u opiniones aun cuando las mismas fuesen o entraran en contradicción con aparentes intereses de la empresa editora o algunos de sus miembros.

 

Recuerdo que en algunas ocasiones llegué a enfrentar públicamente a algunos miembros de la judicatura local embarrados de corrupción, y a pesar señalarles con pelos y señales, la Información nunca me hizo censura, y eso para mí, vale decir, la verdad y la libertad, son dos de los grandes pilares que lo han engalanado en estos 104 años de vida de periodismo.  Por tanto, la Información seguirá siendo: Su periódico de siempre… ¡Mejor!

 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba