Económicas

Limitación para importar acero acarrea reclamos en Unión Europea

Bruselas- La implementación de un programa para limitar las importaciones de acero de la Unión Europea (UE) acarrea hoy reclamos tanto de la industria automotriz como de las organizaciones promotoras de las fuentes de energía renovables.

La Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA), por ejemplo, lamentó recientemente tal posibilidad pues, de acuerdo con la entidad, ello afectará la competitividad de los fabricantes de coches de la UE.

En el sector automotriz, el acceso a la producción de acero de la UE es extremadamente restringido y las importaciones siguen siendo necesarias para llenar los vacíos en la cadena de suministro, consideró ACEA.

Según reveló el comunicado de este gremio industrial, en un momento matizado por las grandes incertidumbres en el comercio mundial como la amenaza de los aranceles de seguridad nacional de los Estados Unidos y la posibilidad de una salida de Reino Unido de la UE sin acuerdo, las medidas resultan desfavorables.

En marzo de 2018, la Comisión Europea (CE) inició una investigación de salvaguardia sobre las importaciones de acero en la UE en respuesta al establecimiento de gravámenes estadounidenses de 25 por ciento al acero y de 10 al aluminio.

Pocos meses después, la CE adoptó medidas provisionales que establecían que el 25 por ciento de los aranceles sobre las importaciones de acero se aplicarían por parte la UE una vez que se superen los volúmenes de importación de acero predefinidos.

No obstante, en días pasados, se dispuso que todas las importaciones estén sujetas al límite vigente hasta julio de 2021 y en apoyo a los fabricantes de la UE ante la posibilidad de que sus productos deban quedarse en plaza por las limitaciones que tienen para acceder al mercado estadounidense.

WindEurope, organización promotora de la energía eólica en el Viejo Continente consideró que, si bien es bueno que la CE haya optado por un aumento anual en los volúmenes de importación de acero, el incremento es incompatible con los niveles de crecimiento a los que la organización aspira para la generación de energía a través del viento.

Según abundó, se espera que la demanda de acero solo en la energía eólica marina aumente en un 36 por ciento en 2019 mientras que la normativa permitiría un incremento de apenas un cinco por ciento anual.

 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba