Turismo

Litoral Sur, desde la Lincoln a la Luperón en abandono total

En un depósito de escombros y basura, malezas, refugios de indigentes, prostitución, así como falta de calzada para peatones, ha sido convertido el litoral sur de la ciudad de Santo Domingo, desde la avenida Abraham Lincoln hasta la avenida Luperón.

Mientras brigadas del Cabildo del Distrito Nacional (ADN) y del Ministerio de Obras Públicas (MOPC) trataban ayer de mantener limpias las playas Montesinos, Fuerte San Gil y Guibia, de las toneladas de residuos sólidos que echa hacia fuera el Mar Caribe.

Al recorrer la autopista 30 de Mayo, desde la Lincoln hasta la Luperón se observan pequeñas guaridas de cartón y lona, habitadas, por indigentes, basura, desaprensivos, enfermos mentales y adictos, convirtiendo el litoral en su refugio.

Lo que hace décadas fue uno de los lugares más atractivos y emblemáticos de los capitaleños, donde las familias acudían a disfrutar de un helado y juegos para los niños (Manresa) hoy es un terreno totalmente abandonado, lleno de malezas y oscuro.

Felipe Logroño, quien reside próximo al lugar, narra que el mismo debería ser convertido en .una gran área de esparcimiento, pero que las autoridades municipales lo han abandonado.
La inseguridad, falta de iluminación y la arrabalización espantan a quienes desean transitar por la zona, afirma Miriam Campusano, quien reside en el sector Miramar.

El tramo desde la Luperón hasta la Lincoln espera que el Ministerio de Obras Públicas reinicie las labores, ya que un acuerdo en la gestión del entonces alcalde Roberto Salcedo, establecía que esa parte la asumiría la institución del gobierno central.

En tanto que el tramo desde la Abraham Lincoln hasta la plaza Fray Antón de Montesinos, a la Alcaldía del Distrito Nacional, quien lo mantiene adecuadamente para el disfrute de la gente.
El MOPC reconstruyó el tramo hasta el sector 30 de Mayo, pero por falta de mantenimiento ya luce deplorable e inseguro, por lo que casi nadie camina por la zona.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba