Editorial

Lo que realmente se anunció en el Palacio

Pudiéramos correr el riesgo de quedarnos en que simplemente se anunció una nueva fecha y la modalidad con la que se iniciará el próximo año escolar y obviar que se ha abierto la puerta a una profunda transformación del sistema educativo dominicano.
La pandemia del Covid-19 ha obligado a virtualizar muchas actividades cotidianas y reducir la actividad presencial.

La docencia no ha sido la excepción.
En el Palacio Nacional fue anunciada una serie de medidas para garantizar que se pueda iniciar el próximo año escolar sin que represente una ampliación de la brecha entre estudiantes por clases sociales ni poner en riesgo la salud de los alumnos, profesores y sus respectivas familias.

Lo que se ha anunciado implica un cambio radical en lo que hemos venido haciendo hasta ahora.

La integración de las familias como “tutores” será más importante que nunca, habrá un uso intensivo de la tecnología y se planea que en unos meses haya cobertura universal de Internet en los hogares de los maestros y alumnos, que implica una cobertura de todo el territorio nacional.

También se ha planteado la utilización de medios de comunicación abiertos, como la radio y la televisión, para dar soporte a la divulgación de contenidos y a la incorporación de lo que se denominó como “cátedras ciudadanas”.

La inversión y el trabajo para alcanzar esas promesas será enorme.
Gobierno, maestros, alumnos y familias afrontan un reto cuyo alcance no logra visualizarse sólo con lo anunciado en el Palacio.

Lo que se expuso en la Casa de Gobierno ha sido una transformación total del sistema educativo y la utilización intensiva de las tecnologías de la comunicación.
La tarea es de todos.
No hay tiempo que perder.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba