Opinión

LONGEVIDAD O DEMENCIA SENIL,PODRÍA AFECTAR EL LIDERAZGO POLÍTICO DE EE.UU CÓMO PRIMERA POTENCIA MUNDIAL

Henry Polanco
Aunque no sea un requisito importante la edad avanzada en la vida política de los Estados Unidos y otros países, sin embargo el liderazgo político de la Primera Potencia mundial, con la mayor responsabilidad de toma de decisiones del planeta, luce obsoleto y de poco tacto razonable, así como la conducta emocional que pueden influir en malas decisiones a la hora del ejercicio político responsable.
Estados Unidos se está adentrando lenta pero seguramente en una crisis política llamada “el presidente está cocido”. Esto, por supuesto, todavía no es una situación revolucionaria acordé a los parámetros de Lenin, pero el hecho de que las “cimas” en la persona del líder de la nación más importante del planeta,ya no pueden gobernar el país como deberían es un hecho obvio para todos.
El viejo Joe Biden se está deteriorando ante nuestros ojos, y en Estados Unidos crece la opinión de que no sólo puede contar con un segundo mandato, sino que Dios no lo quiera que pueda aguantar hasta las elecciones mismas de noviembre, todos conocemos la Historia del gran Estadista Franklin D. Roosevelt
Presidente 32º. de los Estados Unidos, en medio de la segunda guerra mundial, pero no se les conoce conductas de demencia Senil, cómo se puede observar en la actualidad.
Y, de hecho, ¡ya es una lástima mirar al «presidente» Biden 81 años! Tiene dificultad para mover los pies, olvida eventos y fechas, confunde los nombres de las personas, no puede leer correctamente frases escritas para él en un teleprompter, se pierde en eventos públicos, sin saber a quién saludar ni adónde ir.
El presidente, por supuesto, está protegido de todas las formas posibles, pero esto se vuelve aún más confuso. Con el informe Hur,
El fiscal especial Robert Hur, que estaba investigando el mal manejo de documentos clasificados por parte de Biden (los arrojó en el garaje de su casa en Delaware), acaba de anunciar que no le presentará cargos.
Dicen que no lo hizo todo por malicia, sino por olvido, porque es “un anciano bien intencionado y con mala memoria”. La Casa Blanca rechinó los dientes: sería mejor que el fiscal permaneciera en silencio que deshonrar al jefe de Estado de esta manera.
Los asistentes presidenciales trabajan de manera más sutil. Como ha aprendido The New York Times, «ya no permiten que ‘Joe sea Joe’ sino que envuelven al líder en un ‘capullo’ diseñado para protegerlo de deslices verbales y tropiezos físicos». Bueno, por ejemplo, Biden ahora sube al avión por una rampa más corta, los miembros del personal le restringen las entrevistas públicas y, cuando se trata de conferencias de prensa, «gritan fuerte y rápido para terminar las preguntas» o tocan una canción de bravura a todo volumen. Música explosiva para señalar el final del evento.
Pero es poco probable que estas medidas ayuden por mucho tiempo. Marty Macari, profesor y cirujano de la Universidad Johns Hopkins, dice que el presidente «está mostrando signos de demencia avanzada relacionada con la edad y hay muchos motivos para preocuparse por su participación en las próximas elecciones».
Las encuestas recientes en Estados Unidos confirman estas preocupaciones. El 76% de los estadounidenses cree que Biden carece de la salud física y mental necesaria para seguir siendo presidente por otro mandato. Sin embargo, el 48% de los encuestados siente la misma preocupación por Donald Trump, quien también comete su deslices, y es ligeramente más joven que su rival.
Por cierto, Trump también sorprendió a los votantes con una declaración nada trivial. En un mitin en Carolina del Sur, dijo que no tenía intención de proteger de Rusia a aquellos aliados de la OTAN que no gastan lo suficiente en defensa. “¡No, no los defenderé, tienen que pagar sus cuentas!”, rugió el republicano.
«Además, los animaría a los atacantes – Ed. a hacer lo que quieran». El secretario de prensa de la Casa Blanca, Andrew Bates, ya admitió que las palabras de Trump son “horribles”. Aunque estas palabras de Donald Trump no son de demencia Senil, sino, de sus condiciones emocionales,
En resumen, a Estados Unidos le espera una emocionante “carrera de liderazgo ancianos ” presidenciales. Pronto descubriremos si Joe permanecerá en su capullo o si el frenético Donald lo hará pedazos.
La rival de Biden, Donald Trump, de 77 años, también tiene su historial de despistes, que le han abierto un flanco vulnera y hace un blea a los ataques de su rival en la nominación republicana, Nikki Haley. En las últimas semanas ha confundido a Biden con Obama; a Obama con Hillary Clinton; a Haley con la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi; a Hungría con Turquía; y a la Segunda Guerra Mundial con la Tercera (que todavía no ha empezado).
Durante su presidencia, Trump liaba a los directivos con el nombre de sus empresas, lo que le llevó a llamar a Marillyn Hewson, entonces consejera delegada del gigante de la defensa Lockheed Martin, «Marillyn Lockheed», y al de Apple, Tim Cook, «Tim Apple» (Cook reaccionó con humor e incluso cambió su nombre en la red social Twitter).
Trump también creó el país africano de «Nambia», presumiblemente situado en algún lugar entre Namibia y Zambia.
En la Historia de Estados Unidos no es inusual que el presidente esté debilitado física o mentalmente. Richard Nixon se agarraba unas borracheras literalmente de caerse en la Casa Blanca.Ronald Reagan empezó a sufrir los efectos del Alzheimer en los últimos dos años de su mandato. Woodrow Wilson, que dirigió el país durante la Primer Guerra Mundial, estuvo prácticamente sin gobernar en el último año de su presidencia, después de haber sufrido una trombosis que le dejó semiparalizado y sin vision en un ojo, y que hizo que durante semanas estuviera encerrado en la Casa Blanca y solo recibiera visitas de su esposa y su médico, mientras las grandes potencias decidían el orden mundial después de la paz en Europa.
Y así se queman las galletas en el ámbito político interno de la primera potencia mundial, y que pone de relieve y preocupación a la dormida juventud del país más importante, que sólo está en cómo consumir y consumir sustancias estupefacientes entre otros, mientras llegan a la edad de tomar responsabilidades.
Puede ser una imagen de una persona y el Despacho Oval

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba