Belleza

Los 5 mejores ingredientes naturales para cuidar tu piel, cabello y uñas

1. Aceite de oliva
El aceite de oliva virgen extra es uno de los mejores productos de belleza que podemos encontrar en la cocina.
Su alto contenido de ácidos grasos esenciales y vitamina E lo convierten en un hidratante y reconstituyente natural.
Tiene cualidades emolientes que dejan la dermis suave, elástica y libre de imperfecciones.
Piel
Masajea la piel con una pequeña cantidad de aceite de oliva hasta que se absorba completamente.
Repite su uso todas las noches para mantenerla joven e hidratada.

Cabello

Para una melena abundante, brillante y fuerte, masajea el cuero cabelludo con una cucharada de aceite de oliva tibio.
Déjalo actuar durante 45 minutos y enjuaga con tu champú habitual.

Uñas
Para conseguir unas uñas y cutículas saludables, sumerge los dedos en un cuenco con aceite de oliva y déjalos durante 10 minutos.
Repite el tratamiento tres veces a la semana.

2. Aguacate
Crema de aguacate y miel

Tanto el fruto como la semilla y el aceite de aguacate son buenas alternativas para embellecernos sin exponernos a químicos agresivos.
Sus ácidos grasos hidratan la piel seca y aceleran la recuperación de cicatrices, manchas e irritaciones.
Es útil para los cabellos maltratados y las uñas con tendencia a quebrarse.
Piel

Tritura la pulpa de un aguacate maduro y úsala a modo de mascarilla sobre el rostro, cuello y escote.
Déjala actuar durante 30 minutos y enjuaga.
Repite su uso dos o tres veces a la semana.

Cabello
Mezcla la pulpa de un aguacate maduro con una cucharada de aceite de jojoba y aplícala sobre el pelo húmedo.
Asegúrate de cubrir por completo la melena, ponte un gorro de ducha y deja que actúe durante una hora.
Enjuaga con agua fría y repite su aplicación dos veces a la semana.

Uñas
Prepara una pasta con una cucharada de pulpa de aguacate y una cucharada de aceite de coco.
Frótala sobre las uñas y cutículas y deja que actúe durante 30 minutos.
Enjuaga con agua tibia y úsala todas las noches.

3. Té verde
La riqueza de antioxidantes del té verde lo convierte en uno de los mejores aliados para evitar el envejecimiento de la piel y el cabello.
Sus sustancias activas minimizan los efectos negativos de los rayos UV del sol y frenan la acción de los radicales libres.
También es útil contra la caída excesiva del pelo y las alteraciones en las capas superficiales de las uñas.
Piel
Mezcla el contenido de dos bolsas de té verde con una cucharada miel y una de jugo de limón.
Tras obtener una mascarilla, extiéndela sobre la piel y deja que actúe 10 minutos.
Repite su uso dos veces a la semana (preferiblemente por la noche, para evitar los rayos del sol).

Cabello
Prepara dos o tres tazas de té verde, pásalo por un colador y usa el líquido para enjuagar el cabello.
Deja que actúe durante 30 minutos y enjuaga con tu champú habitual.
Úsalo hasta tres veces a la semana.

Uñas
Agrega seis gotas de aceite de germen de trigo en una taza de té verde y remoja las uñas durante 15 minutos.
Úsalo hasta tres veces a la semana.

4. Aceite de coco
El aceite de coco es uno de los productos naturales por excelencia para cuidar la piel, el cabello y las uñas.
Contiene ácidos grasos de cadena media que actúan como hidratantes y reparadores naturales.
Es rico en antioxidantes y sus nutrientes ayudan a prevenir los signos prematuros de la edad.
Piel
Pon una cucharada de aceite de coco en las palmas de tus manos, frótalas entre sí y extiende el producto por todo el cuerpo.
Repite su uso cada noche para aliviar la deshidratación y los eccemas.

Cabello
Calienta un par de cucharadas de aceite de coco y frótalas por todo el cuero cabelludo.
Enjuaga a la mañana siguiente y repite su uso cada tres días.

Uñas
Usa una pequeña cantidad de este aceite para masajear las manos y las uñas todas las noches antes de ir a dormir.

5. Vinagre de manzana
Al vinagre de sidra de manzana se le atribuyen propiedades antisépticas, antibacterianas y antiinflamatorias
Su aplicación sobre el cabello, la piel y las uñas puede detener el crecimiento de gérmenes y levaduras.
Es útil para equilibrar el pH natural y remover los residuos que se van quedando adheridos en la dermis.
Piel
Mezcla partes iguales de vinagre de sidra de manzana con agua y frótalo con un algodón sobre el rostro.
Úsalo tres veces a la semana para combatir el exceso de producción de grasa y el acné.

Cabello
Combina una parte de vinagre de manzana orgánico con tres de agua y úsalo como enjuague después del champú.

Uñas
Remoja las uñas durante 10 minutos en una solución de vinagre de manzana y agua y sécalas bien.
Su uso diario ayuda a mantenerlas fuertes y libres de hongos.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba