Opinión

Los Centros de rehabilitación y desintoxicación de adictos.

Monchy Estrella

El consumo de drogas y con ello su adicción es el principal problema de salud que padece un porcentaje importante de la Juventud.

Las secuelas que deja sobre las personas adictas afecta todo el sistema social en nuestro país, aunque no es un problema exclusivo de la República Dominicana.

El consumo de Drogas corroe la integración familiar, bajos sus efectos se ocasionan accidentes de tránsitos, raterismos, atracos, violencia intrafamiliar y muchas otras tipificadas como delitos o crímenes y otras que son reprochables quedan bajo el mando de lo cotidiano.

Tiradores de esponjas o limpiadores de cristales en los semáforos, pedidores compulsivos, personas que defecan en espacios públicos muchas veces como si esto fuese una actividad normal.

En los tribunales nos encontramos con procesos de individuos que dañan un sistema aire acondicionado de costo millonario de una una empresa o a una persona de clase media, que con mucho esfuerzo lo ha instalado en su casa, para extraerle un cable de cobre que los venden por 100 o 150 pesos.

En las décadas anteriores, el aumento de consumidores de estupefacientes en República Dominicana se ha expandido como la verdolaga, en un coeficiente exponencial inimaginable para los que nacimos en décadas anteriores.

Muchas explicaciones para justificar desde el punto de vista de la geopolitica regional, pueden válidas, desde que somos un país que está ubicado en una ruta de tránsito para redes de narcotraficantes internacionales, que pagan por acopio y movilidad, en especie, una proporción de la mercancía ilícita lo que se usa el negocio , distribución y consumo interno, pero lo injustificable es que, durante los gobiernos del pasado, no existió políticas públicas para enfrentar las secuelas que deja lo anteriormente enunciado; lo peor del panorama es que el negocio de las drogas utiliza los consumidores como carne de cañón para el trabajo sucio, es decir el crimen por la espacio y ajustes de cuentas mercenarismos y sicariatos, lo que contribuye al auge de la violencia y la criminalidad.

En la recien campaña electoral, en la que como Monchy Diputado, aspiré a una curul en el congreso, hice algunas propuestas, entre ellas la Creación de Centros de desintoxicación y rehabilitación de adictos, en todo el territorio nacional, la misma fue asumida por el presidente Luis Abinader, en la semanal del 5 de mayo pasado, lo que demuestra la actitud positiva del actual gobierno de asumir políticas públicas para enfrentar el mal que en este artículo señalamos.

No puedo esconder el alto grado de satisfacción pues mi propuestay mis ideas siguen vivas y fecundas y se han sembrado en tierra fértil para profundizar y consolidar el Cambio a que aspiramos, para el bienestar de nuestro amado país.

1/junio/2024

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba