Opinión

Los influencers en las elecciones y guerra contra Gonzalo

Y uno ve aquí en EEUU como el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se queja de que “los medios mienten” y les acusa de publicar “noticias falsas”.

Es el cambio que vive el mundo reflejado no solo en la gran nación de EEUU sino en los países subdesarrollado como el nuestro.

Hoy vemos la guerra entre periodistas y comunicadores de todo nivel destratando del lado del gobierno o de la oposición.

La gran prensa y periodistas al servicio de esos grupos empresariales que controlan los medios de comunicación, escritos, radiales y TV, muchos asalariados de ellos, se expresan a favor del partido y candidato de oposición. Están generado debates transformando los reportes sobre la campaña en un tema de la elección.

Es un nivel de participación y entrega a la política, partidos y candidatos de la prensa que usualmente no veíamos.

Es evidente la parcialidad política de ambos bandos, tanto a favor del gobierno como a favor de la oposición.

Atrás ha quedado el hacer el crítico y vital rol que un periodista tiene en una democracia, educar a los votantes y al público sobre lo que un candidato dice, ya sea verdadero o no.

Esta campaña electoral, sin importar quien ingrese a al Palacio Nacional, habrá sido una memorable e inusual campaña para los candidatos, pero también para los periodistas dominicanos.

Se ha hecho más que evidentes que los llamados líderes de opinión dominicano le han dedicándole más tiempo al PRM y su candidato que a los demás.

Pero todo esto ha creado más confusión en el ciudadano, en el votante.

Parece que los medios y periodistas influyentes han quedado atrapado en el tiempo y tomando partido ven una vía de escape o de preservar su dominio, solo que no se dan cuenta que llegamos a un nuevo modelo de comunicación: menos periodistas y más influencers.

Los influencers están influenciando, están creando opinión en los sectores populares y clase media, deciden, impactan, generan opinión a favor o en contra.

Son determinante en la política de comunicación de esta nueva Era, están dejando a lado a los medios tradicionales, y a los llamados líderes de opinión, han abrazado las nuevas formas de comunicación.

Es tan así, que en EEUU el equipo de comunicación de Donald Trump ha sugerido que en la próxima legislatura sacará a los periodistas de “las cómodas esquinas de la sala de prensa de la Casa Blanca” para sustituirlos por influencers.

Increíble no.

Aquí en EEUU presentadores de televisión, radio o blogueros que, hasta ahora no tienen opción de asistir a las ruedas de prensa presidenciales. Romper el esquema de comunicación tradicional presidente-prensa.

Y no solo eso. El lenguaje utilizado por Trump durante la campaña y que en muchas ocasiones sigue usando ya como presidente, dista mucho de lo visto hasta ahora por un mandatario de EE.UU.

La oposición, llamase PRM y su candidato presidencial Luis Abinader están usando como medio de marketing político a los periodistas y gran prensa, las encuestas que lo colocan puntero en la preferencia electoral, solo que habría que ver si dentro del nuevo esquema comunicacional y de prensa mundial esto le da resultados. Veremos si eso le funciona a su favor, también tiene sus costes, y de seguro que se notará con el paso del tiempo…

Parafraseando al influyente medio The New York Times, decimos “La verdad es difícil. Difícil de encontrar. Difícil de conocer. La verdad es más importante ahora que nunca”.

fernandopfrontera25@gmail.com

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar