Internacionales

Los motivos que explican por qué el saldo del coronavirus es tan alto en Italia

El récord mundial de muertes por el nuevo coronavirus que tiene Italia, primer foco europeo de la pandemia, está vinculado a varios factores según los científicos: método de recuento de los contagiados y fallecidos, promedio de edad de la población elevado, organización sanitaria e interacciones sociales.

Según el balance oficial, Italia tiene más de 59.000 contagiados por el coronavirus y casi 5.500 decesos, lo que da una tasa de letalidad de alrededor de 9% (el 12 por ciento en Lombardía, la región más afectada). Los muertos en China fueron 3.259 con una tasa de letalidad del 3,8%, según el informe final de la Organización Mundial de la Salud.

Una población envejecida y con enfermedades preexistentes

El coronavirus, que afecta más gravemente a los ancianos o personas con otras patologías, mata por tanto a más enfermos en Italia, el país más viejo del mundo después de Japón.

Según el Instituto Nacional de Estadísticas italiano (Istat), en Italia existen casi 14 millones de personas mayores de 65 años, lo que representa alrededor del 22% de la población. La edad media, en tanto, es de 45,7 años.

“Constatamos una mortalidad considerablemente más elevada en los países que tienen poblaciones más viejas en relación con los países más jóvenes”, explicó la demógrafa y profesora de Salud Pública, Jennifer Downd.

El gráfico muestra la cantidad de muertes por COVID-19 de la población total. En la actualidad, Italia es el país en mayor riesgo precisamente porque tiene un alto porcentaje de población entre 70 y 90 años.

El gráfico muestra la cantidad de muertes por COVID-19 de la población total. En la actualidad, Italia es el país en mayor riesgo precisamente porque tiene un alto porcentaje de población entre 70 y 90 años.

En sus trabajos publicados en el sitio del Foro Económico Mundial, la investigadora de la Universidad de Oxford señaló una “poderosa interacción entre demografía y mortalidad para la COVID-19”.

En China la edad promedio es mucho más baja. En Corea del Sur, un país que se toma como el ejemplo más “virtuoso” (con 102 muertes sobre 8.799 casos y una tasa de letalidad al 0.01%), el virus ha infectado principalmente a mujeres jóvenes: el 30% de los positivos se encuentran en la franja de 20 a 29 años de edad y el 62% son mujeres (41,1% en Italia). Además, solo el 3% de todos los casos confirmados en Corea del Sur tenían al menos 80 años de edad.

En Italia, el 36,3% del total tiene más de 70 años, según los datos del 20 de marzo del Instituto Superior de Sanidad (ISS), el ente que asesora el gobierno en el manejo de la epidemia.

Una población mayor significa además personas más débiles y con riesgo de empeorar. Con el paso de los años, de hecho, aparecen otras enfermedades, como problemas cardiovasculares, hipertensión, diabetes: según el ISS, los fallecidos que no tenían enfermedades preexistentes representan el 1,2% del total, el 48,6% tenía al menos tres patologías en curso.

Diferente sistema de recuento

Otra hipótesis que explicaría la alta tasa de mortalidad, es que en Italia hay muchos más infectados de los que surgen de los datos oficiales: un estudio publicado en Science calcula que por cada positivo hay al menos 5-10 sin contar. A su vez, un modelo matemático publicado el 12 de marzo por el ISTAT, el ente estadístico italiano, reveló que para esa fecha las personas infectadas con Covid-19 podrían haber sido 105.789, casi diez veces más en comparación con los 12.839 casos oficiales reportados a esa fecha por las autoridades.

Por eso, según los expertos, la tasa de letalidad en Italia se explica por la política de detección que, según el gobierno, se debe realizar “solo a las personas sintomáticas”. Una decisión que excluye a las personas potencialmente positivas pero que no presentan síntomas.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba