Editorial

Los que se quieren ir

Editorial Listin Diario

Una reciente encuesta de Barómetro Latinoamericano registró un dato alarmante: el 40.8 por ciento de los dominicanos tiene planes de abandonar el país en los próximos tres años.

La razón fundamental que alegan los entrevistados es la inseguridad, un problema que figura entre los primeros de la lista de preocupaciones de la sociedad, junto al desempleo, la corrupción o los bajos salarios, entre otros.

Una evidencia que podría considerarse como reflejo de esas intenciones de abandonar el país parece aportarla la última estadística de la Guardia Costera de los Estados Unidos: que 2,721 dominicanos fueron devueltos en los últimos catorce meses tras ser interceptados en las yolas en que intentaban llegar hasta Puerto Rico.

La Armada de República Dominicana, en otro reporte de viajes ilegales en yola hacia Puerto Rico, confirma esta realidad, agregándole unos sesenta más para totalizar 2,790 dominicanos.

Esto, sin contar los que han muerto ahogados o deshidratados en el trayecto.

Este alto número de ciudadanos y embarcaciones interceptadas da una idea de la magnitud de los viajes ilegales, y del enorme trabajo de vigilancia y operacional al que se encuentran sometidos la Armada dominicana y la Guardia Costera norteamericana.

No obstante las fatales experiencias de los que naufragan y la frustración de los que son detenidos y repatriados, perdiendo el dinero invertido en el fallido viaje, el éxodo sigue.

Un tanto insólito podría parecer que tanta gente salga en esas condiciones del país para irse a Puerto Rico, una nación que todavía no se ha recuperado de los severos daños de los huracanes Irma y María, en el 2017, salvo que la intención sea la de usarlo como trampolín para alcanzar el territorio continental de los Estados Unidos.

En contraste con Puerto Rico, la República Dominicana es una nación con la economía de más alto crecimiento de América Latina y el Caribe, con buenos indicadores de desarrollo humano, alimentación, oportunidades de empleo y de salir de la pobreza, aunque es innegable que la inseguridad ciudadana o la falta de expectativas de los que se marchan pueden resultar factores más determinantes en los planes migratorios del 40.8 por ciento de la población encuestada por Barómetro Latinoamericano.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba