Tecnología

Los smartwatch que se adelantaron a su tiempo: cómo eran los Casio que ya tenían videojuegos en los 80

Hace más de treinta años, en una época en el que lo único que podías esperar de un reloj de muñeca era que diese la hora, Casio puso a la venta una gama de relojes con videojuegos integrados en sus pantallas. Eran pequeños ingenios que ya no se venden, pero que tuvieron su época de oro en los ochenta.

Su aspecto era el que te puedes imaginar para la época: pantallas de cristal líquido con display de siete segmentos para cada cifra, más una zona especial en la que un juego al estilo de los Game & Watch te retaba. Los propios botones laterales del reloj eran los mandos del juego, y en algunos modelos había sonidos básicos a través del propio altavoz del reloj.

De un simple ‘matamarcianos’ a una gama con varios juegos

Todo comenzó en el año 1980 con el GM-10, el primer modelo de reloj de muñeca Casio que incorporaba un pequeño juego de naves en su pantalla. Controlabas una especie de cohete que tenía que disparar a todas las naves que disparaban hacia ti, y perdías si uno de los disparos enemigos alcanzaba tu lado de la batalla.

Recuerdo vagamente haber usado el de algún viejo amigo, justo con ese juego. La experiencia no era muy cómoda: la postura de la mano era forzada, y había que hacer bastante fuerza para pulsarlos. Aún así, recuerdo haber hecho algunas partidas esporádicas con algunos amigos que tenían el reloj sin aficionarnos demasiado a ello. Desde PocketCalculator comentan que, en su época, algunos profesores prohibieron el reloj en las clases.

El GM-10 fue el primer modelo de lo que sería un fenómeno. Casio lanzó toda una gama de relojes con juegos incluidos, como muestra esta página de un antiguo catálogo de relojes que han rescatado y digitalizado desde la web Rare Digital Watches:

Casio Catalogo Relojes Juegos
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba