Opinión

Los teóricos que opinan acerca del Covid-19

Ramón E. Durán

Por nuestras limitaciones académicas no tenemos el privilegio  de  los  profesionales de  la medicina,      de    profundizar  acerca del origen y lo que podría ser  el final  del Coronavirus,  y  como vivimos en un mundo de libertad de pensamiento  y  hasta ahora no hay respuesta definitiva sobre la enfermedad,  cada quien tiene su manera de pensar al respecto.

Con datos que parecen irrefutables,  muchos  han manifestado  su punto de vista de manera que por considerarlo de interés vamos a compartir la hipótesis de una persona  amiga, quien  considera  que  en razón de que China y los Estados Unidos se disputan la hegemonía  económica del mundo, esta pandemia podría estar relacionada con esa disputa.

Además de que en asuntos  de comercio exterior Estados Unidos  está en desventaja en la balanza de pago con ese  país asiático y los  chinos no gastan su dinero en cuestiones bélicos porque no se consideran los gendarme del mundo con bases  militares en distintos países del planeta para provocar guerras fuera de sus fronteras. Los chinos poseen una economía sólida  lo suficiente para desplazar el liderazgo hegemónico que mantiene el imperio del norte en  América.

Aunque en principio  muchos  creían   que  los norteamericanos  les contagiaron  el Coronavirus a  China, otros creen lo contrario. Según analistas los orientales le exportaron la epidemia a su principal competidor comercial, la que  se ha expandido  por todo el planeta, con el propósito de  que luego  de lo efectos  devastadores del COVID-19, tal como se ha pronosticado, se produzca una recesión económica de grandes dimensiones.

Dicen por  un error  el virus se escapó de un laboratorio de Whuan, de la provincia china de Hubei  lo  que produjo  el comienzo de la epidemia en ese país,    ese no era el propósito original, según especulan.  Acerca del COVID-19, el   Secretario de Estado Norteamericano, Mike Pompeo,  señaló que ´´habrá  un momento en  que los responsables rindan cuenta por ello´´.

Luego de finalizada la pandemia,  con  su gran  economía,    China  asumiría el liderazgo del comercio  del mundo   adquiriendo a precio de ´´miseria´´  las empresas y hoteles quebrados,  convirtiéndose en el   ´´salvador´´,  y de esa manera   desplazar  a los Estados Unidos a un  segundo lugar y  los  orientales serian  quienes en lo adelante pondrían la regla de juego en materia de  comercio exterior,  pero   además,   en ese eventual escenario,  el precio internacional   del dólar hasta  se deprimiría. Actualmente la industria petrólera está preocupada porque el precio del barril del crudo en el mercado internacional no compensa su  costo de producción.

La idea parece descabellada, pero todo es posible porque hay situaciones  que se manejan con mucha cautela y  hermetismo cuando se trata  de secretos de estado  que nunca  están al alcance   de la gente,  porque  ese es  el comportamiento   entre las grandes potencias del mundo. Con sobrada razón los analistas justifican ésto porque los Estados Unidos son el epicentro de la pandemia.

La directora del Fondo Monetaria Internacional (FMI),  Kristalina Georgieva,   advirtió que ´´ la pandemia del Coronavirus provocaría  la peor caída económica desde la Gran Depresión de 1929 y estimó   que países emergentes y pobres como los de Latinoamérica corren un gran riesgo ya que   el mundo está confrontando una  crisis sin igual  y que  170 naciones  de las 189 miembros del FMI, van a registrar una contracción de sus ingresos per cápita este año y algunos enfrentarán la carga de una deuda insostenible´´.

Lo  más sombrío de la pandemia es que de acuerdo a Kristalina  los efectos del COVID-19, arrastrarán  a 500 millones de personas más a la pobreza si no se toman medidas urgentes para rescatar a los países en desarrollo.

Este  pronóstico   de  la directora del FMI, quien es  una persona autorizada,  le  ponen los pelos de punta  al menos creyente,  porque ella  sabe lo que está anticipando. Muchos entendidos   han señalado que luego de superada la pandemia,  el mundo tendrá  que cambiar su estilo  de vida, pues  a   diario se están perdiendo miles de millones de dólares que,  más temprano que tarde,  se reflejarán principalmente en los países del tercer mundo que son quienes se llevarán la peor parte.

Pero además  existe el temor de que se produzca una hambruna que provoque  estallidos sociales  de impredecibles consecuencias en diferentes partes   del planeta, aunque  un viejo refrán  popular asegura: ´´no se le debe tener miedo al día que no ha visto´´. En  situaciones como las     que estamos  viviendo,  lo más importante es la prudencia, virtud de la que carecemos  muchos seres humanos, en especial muchos dominicanos.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba