Belleza

Mascarilla exfoliante de arroz para el rostro y el cuerpo

El exfoliante que se obtiene como resultado es perfecto para mejorar el estado de la piel facial y del resto del cuerpo. ¡Aprende a elaborarlo!
Tras cocinar el arroz en abundante agua nos queda una leche que sirve para aliviar varios problemas cutáneos como el eczema, las lesiones e incluso las manchas.

Este líquido se conoce como la mejor alternativa a los tónicos faciales comerciales porque ayuda a regular el pH de la piel, reduce la presencia del acné y mantiene el rostro fresco.

Sin embargo, tras pasarla por el colador o filtro de tela, nos quedan unos granos de arroz que son los que vamos a reutilizar en la elaboración de una mascarilla exfoliante.

Ingredientes

Los restos del agua de arroz.
¼ de taza de agua de arroz (50 g).
4 gotas de aceite esencial de lavanda.
1 cucharada (opcional) de aceite de coco (15 g)

Preparación

Tras separar los granos de arroz de la leche, incorpóralos en la licuadora y agrégale el aceite esencial y el aceite de coco.
Bate unos segundos y añade poco a poco el agua de arroz para que vaya adquiriendo una consistencia cremosa.
Introduce el producto en un frasco de vidrio y resérvalo en el refrigerador para proceder a utilizarlo.
Almacenado en bajas temperaturas puede durar una o dos semanas.

Modo de aplicación

Toma una cantidad suficiente de la crema exfoliante y aplícate una mascarilla por todo el rostro.
Si lo deseas, extiéndelo también en otras áreas del cuerpo.
Déjalo secar unos 10 minutos y masajéalo suavemente para potenciar su efecto removedor.
Cuando se empiece a endurecer en la piel, enjuágalo con abundante agua.
Úsala máximo 3 veces a la semana, tal y como haces con cualquier otro exfoliante.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba