Belleza

Mascarillas para manchas en el rostro

Mascarillas para manchas en la cara
Es muy importante que tras la aplicación se enjuague muy bien la zona y se use un factor de protección alto antes de salir a la calle.
Muchos de los ingredientes empleados contienen sustancias que, al contacto con el sol, pueden tener efectos contrarios a los deseados.
1. Mascarilla de limón, leche y aloe vera
Esta primera receta es muy fácil de preparar y se debe utilizar una vez a la semana durante un mes seguido.
Ingredientes

2 cucharadas de leche (20 ml)
5 cucharadas de jugo de limón (50 ml)
2 cucharadas de gel de aloe vera (30 g)

Preparación

Exprime el limón y reserva en un cuenco.
Agrega la leche.
Corta un tallo de aloe vera y retira la pulpa. Añade al resto de ingredientes.
Mezcla todo muy bien y esparce por el rostro manchado.
Cubre la zona afectada con una gasa y deja actuar unas horas antes de aclarar con agua tibia.

2. Mascarilla de leche, glicerina, agua oxigenada y limón
En esta ocasión también vamos a utilizar leche, que actúa como suavizante de la piel, y limón, conocido por sus propiedades para quitar las manchas.

Se recomienda usarla por las noches y repetir una vez a la semana.
Ingredientes

2 cucharadas de leche en polvo (20 g)
1 cucharada de glicerina líquida (10 ml)
1 cucharada de agua oxigenada (10 ml)
2 cucharadas de jugo de limón (20 ml)

Preparación

Mezcla en un cuenco la leche en polvo con el agua oxigenada.
Agrega la glicerina y el jugo de limón y remueve para lograr una pasta homogénea.
Aplica la mezcla sobre las manchas del rostro y deja actuar 20 minutos antes de enjuagar con agua tibia.

3. Mascarilla de pepino, aceite y perejil
Se suele relacionar el pepino con los tratamientos de belleza o días de balneario debido a que se colocan rodajas en los ojos para descansar los párpados o reducir las arrugas.

A su vez, esta verdura, combinada con los demás ingredientes, tiene propiedades maravillosas para reducir las manchas en la piel. Te aconsejamos que uses esta mascarilla una vez a la semana.
Ingredientes

3 cucharadas de pulpa de pepino (30 g)
2 cucharadas de hojas de perejil picado (20 g)
5 cucharadas de aceite de sésamo (o de germen de trigo) (75 g)

Preparación

Corta el pepino por la mitad y extrae la pulpa. También lo puedes rallar. Coloca en un recipiente.
Lava el perejil y pícalo lo más fino posible. Añádelo al cuenco con pepino.
Agrega el aceite y mezcla bien. Si lo deseas, puedes procesarlo en la licuadora para que los ingredientes queden más integrados.
Cuando tengas una pasta homogénea, aplícala en el rostro y, tras 20 minutos, retira con agua tibia.

 

 

 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba