Destacada

Ministro de Salud advierte no habrá normalidad ni en días ni en meses.

La OMS también advirtió que “el riesgo de volver al confinamiento es muy real”

“No hay, ni va a haber, ni puede haber una libertad absoluta hacia un retorno a la vida como la teníamos antes del COVID-19 ni en días ni en meses”.

La advertencia es del ministro de Salud, Rafael Sánchez Cárdenas, quien aseguró ayer que no está en la mente del Gobierno hacer un desmonte radical de las medidas adoptadas para frenar la expansión del virus y que se preservará hasta donde sea posible el aislamiento social sin que ello suponga un descalabro para la economía.

El funcionario enfatizó que el comportamiento de una epidemia está directamente relacionado con la conducta de las personas, razón por la que en todos los programas de contención epidémicos el distanciamiento físico es fundamental para cortar la transmisión infecciosa.

En ese sentido, afirmó que el hecho de que se estén produciendo mejoras en algunos de los indicadores, como es una ligera baja en las tasas de letalidad y de positividad de las muestras, que ayer se colocó en 4.1% y 23.31%, respectivamente, no significa que se deba volver a la normalidad sin adoptar las precauciones de lugar, ya que cualquier descuido puede conducir a nuevos brotes de la enfermedad que ya ha provocado 362 fallecimientos en el país y ha afectado a 8,807 personas, de las cuales 327 se detectaron en las últimas 24 horas.

“Si somos más disciplinados en el comportamiento social, en el respeto de las normas establecidas y en las precauciones que debemos tener, en esa misma medida las infecciones van a bajar y se pueden producir los cortes en las transmisión que es lo que buscamos con el distanciamiento social”, subrayó el funcionario.
En ese sentido, afirmó que desde el punto de vista sanitario, las medidas deben continuar y aseguró que, antes del 17 de mayo, cuando concluye el actual periodo de emergencia, se evaluará el contexto para determinar el curso a seguir.

Sánchez Cárdenas insistió en la necesidad de que las personas salgan de sus viviendas solo si es estrictamente necesario, siguiendo las previsiones indicadas, como son el uso de mascarillas, manteniendo el distanciamiento interpersonal y adoptando medidas de higiene básicas.

En el caso específico del municipio San Francisco de Macorís, en la provincia Duarte, dijo que ha habido un descenso dramático en todos sus indicadores y que ayer solo había 26 personas hospitalizadas y ninguna en ventilación mecánica como era habitual desde el inicio de la pandemia.

Destacó que los operativos para la realización de pruebas rápidas han dado una idea del comportamiento del virus en esa localidad, en la cual se ha reducido la tasa de positividad a un 23.35 por ciento.

Sin embargo, el funcionario fue enfático en que allí, como en el resto del país, se debe mantener el distanciamiento social y evitar los agrupamientos de personas para continuar reduciendo la incidencia de la enfermedad.

Entre 59 recuperados hay una niña

En otro orden, el ministro destacó que entre las 59 personas que fueron dadas de alta ayer, está una niña que estuvo ingresada en el Hospital Infantil Robert Reid Cabral, cuya edad no especificó.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba