Sociales

Netflix en su paso de pantalla pequeña a conquistar las salas de cine y los Oscar

HIPERTEXTUAL

La película Roma (2018) de Alfonso Cuarón fue un éxito y nadie lo duda, pero eso no hizo más sencillas las cosas para Netflix al momento de luchar contra la maquinaria de Hollywood y, sobre todo, el hecho de llevar sus films originales a otros escenarios más allá de su plataforma de origen. Durante los últimos años, el canal por suscripción intentó aumentar no solo su influencia y visibilidad en la temporada de premios, sino, además, utilizar a las salas de cine como un vehículo para la proyección formal de su material cinematográfico de producción original.

La combinación debería conseguir —o esa parece ser la intención— que el canal de suscripción tenga la posibilidad de ser una alternativa real a la forma en que disfrutamos de la experiencia cinematográfica. ¿Lo logrará?

No es tan sencillo. El último enfrentamiento entre Netflix y las salas de cine ocurrió a raíz del cronograma de fechas de estreno de la muy esperada película The Irishman, la producción dirigida por Martin Scorsese y protagonizada por Robert De Niro que será sin duda, el gran plato fuerte del canal este año. Después de todo tipo de negociaciones y reencuentros, Netflix decidió que la película se estrenará en su plataforma apenas un mes después de estar disponibles en los cines, lo acorta de manera sensible el lapso tradicional de noventa días para su llegada a la pantalla chica de canales de suscripción.

¿Cómo de importante es la reducción del lapso? Para Netflix significa que tendrá a su disposición posibles éxitos taquilleros o de crítica durante la cuarta semana de estreno en pantalla grande, con toda seguridad cuando aún la película despierta un considerable interés de público y sin duda taquilla. ¿Usará la plataforma la inclusión de sus películas producidas para cine como una forma de reforzar la popularidad de su plataforma? Puede ser una de las estrategias pero es evidente que el canal de suscripción también intenta convertirse en un vehículo para llevar a su público —sin duda bajo la figura del estreno “exclusivo”— films que puedan formar parte de la temporada de premios. ¿Qué podría ocurrir en caso que alguna de ellas triunfe entre las grandes nominadas? La publicidad expeditiva para Netflix sin duda sería un beneficio añadido que pondría a la empresa en una situación destacada que el resto de sus competencias en el mundo stream aún no puede emular.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba