Editorial

Nuestra prioridad

La Junta Central Electoral (JCE) tiene muchas tareas por delante. Tiene responsabilidades propias de su misión y otras que se agregan por las explicaciones que se le exigen por la suspensión de las elecciones municipales del pasado 16 de febrero.

Fijada una nueva fecha para los comicios, esa debe ser nuestra prioridad. La JCE está siendo juzgada socialmente porque no cumplió con ese compromiso y la gente no pudo votar. No hay espacio para el menor descuido en ese sentido para el 15 de marzo.

Incluso, la mejor campaña para convidar a los electores es la situación que está viviendo el país. Y los partidos políticos igual tendrán que poner su mayor empeño.

La JCE debe centrarse en montar bien esas elecciones.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba