Editorial

Operación Falcón

El Ministerio Público ha sorprendido al país con la Operación Falcón. Se trata de una operación de persecución de delitos vinculados con el tráfico de drogas y el lavado de activos.

Unas 12 personas han sido apresadas, entre ellas un funcionario de relevancia, Juan Maldonado, director de Comunidad Digna, y un diputado del Congreso Nacional, Héctor Darío Díaz, está en cuestionamiento y en espera de ser puesto a disposición de la justicia.

Entre los apresados hay gente de la farándula y de la política. Incluyendo al vocero del Partido Revolucionario Dominicano en la Cámara de Diputados.

El presidente de la República, Luis Abinader, ha brindado su apoyo a la labor del Ministerio Público, en primer lugar suspendiendo al director de Comunidad Digna, y diciendo que en esta administración no hay vacas sagradas, que quien comete delitos tiene que cargar con sus consecuencias.

La Operación Falcón apenas ha comenzado. Es notorio que el Ministerio Público cuenta con el apoyo de agentes de la embajada de los Estados Unidos y de la DEA, que han seguido al detalle el proceso de acercamiento e interceptación de los imputados, así como la incautación de bienes y negocios que han sido y son parte de este entramado.

No debe descartarse que los apresamientos estén vinculados con los datos que pudiera estar aportando el diputado dominicano apresado en Miami, Florida, Miguel Andrés Gutiérrez Díaz, quien se encuentra implicado en actos de narcotráfico y será juzgado en 2022.

En caso de ser así, es muy probable que en los próximos días estemos conociendo de más legisladores dominicanos vinculados con actividades de narcotráfico. En los últimos años ha sido común que delincuentes entraran en la política, y en base al dinero en abundancia, alcanzaran posiciones electivas en los grandes partidos políticos.

También es notorio que los legisladores vinculados con el narcotráfico y el lavado de activos han pasado por varios partidos. Son tránsfugas que para ocultar su real interés se adhieren al partido que esté en el poder. Hasta hace poco, Juan Maldonado, ex diputado durante un período de 10 años, era de los militantes activos, y partidario, del Partido de la Liberación Dominicana y de Danilo Medina, cuando estaba en la presidencia de la República.

Ocurrido el cambio de gobierno, estos sujetos hicieron el trayecto hacia el nuevo partido en el poder. O lo hicieron antes, cuando descubrieron que era la opción de poder.

Todo esto reclama al sistema de partidos políticos una depuración, un proceso de saneamiento que saque de sus filas a los oportunistas y negociantes, que tienen dinero a borbotones y que lo sacan de actividades ilícitas, y con ello tienen ganancia clientelar en las entidades políticas. Luego de tener esos negocios sucios, y el dinero, saltan a los partidos para que les protejan sus ventajas.

El Ministerio Público está realizando una gran labor, y hace falta que la sociedad en su conjunto se sienta representada por unos fiscales investigadores que están ayudando a la mayor profilaxis de la historia política del país. Bien por los fiscales, bien por el gobierno y bien por el presidente que han brindado apoyo incondicional a la persecución desatada por la Operación Falcón.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba