Destacada

Organizaciones empresariales e industriales favorecen que se mantengan los incentivos a las empresas fronterizas.

SANTO DOMINGO.- Las organizaciones del sector empresarial e industrial consideraron hoy que es necesaria la aprobación de una nueva ley de desarrollo fronterizo que realmente fomente la generación de inversiones y empleos en las provincias de la frontera, sin detrimento de industrias, empresas y empleos en otras zonas del país.

A través de un comunicado de prensa, titulado “Por un ambiente de confianza y competencia justa”, reconocieron las profundas desigualdades sociales y económicas que afectan a las provincias fronterizas, lo que ha llevado a que esta región se sitúe entre las más pobres de la nación, razón por la cual apoyaron la permanencia de un régimen especial para las empresas que se instalen en dicha zona.

Indicaron que la Ley 28-01 no debe dejarse expirar al llegar a su término, sino que debe ser modificada a fin de que en ella “se establezcan, de manera clara y explícita, reales facilidades para que muchas empresas se instalen en la zona”.

Asimismo, sostuvieron que la nueva ley no debe generar “una competencia desleal a las demás regiones del país”.

El comunicado fue firmado por treinta y nueve organizaciones empresariales de República Dominicana.

“Las exenciones aplicadas no solo afectan las recaudaciones fiscales al eximir del pago de impuestos a las empresas en instalaciones y comercialización fuera de la zona fronteriza, sino que además impactan negativamente el encadenamiento productivo, al exonerar importaciones de bienes finales, bienes intermedios, e insumos que son producidos en el país”, señalan las organizaciones.

A continuación, se reproduce el comunicado:

“Las asociaciones empresariales firmantes consideramos necesaria la aprobación de una nueva ley de desarrollo fronterizo que realmente fomente la generación de inversiones y empleos en las provincias de la frontera, sin detrimento de industrias, empresas y empleos en otras regiones del país; los cuales actualmente también requieren de gran apoyo por la difícil situación económica nacional e internacional, causada por la pandemia del COVID-19.

Reconocemos las profundas desigualdades sociales y económicas que afectan a las provincias fronterizas, lo que ha llevado a que esta región se sitúe entre las más pobres de la nación; razón por la cual apoyamos la permanencia de un régimen especial para las empresas que se instalen en dicha zona.

Por esto, creemos que la Ley 28-01 no debe dejarse expirar al llegar a su término, sino que debe ser modificada a fin de que en ella se establezcan, de manera clara y explícita, reales facilidades para que muchas empresas se instalen en la zona fronteriza, creando al mismo tiempo un verdadero y seguro clima de inversiones tanto privadas como públicas, que dote de mejores condiciones de vida a los habitantes en la zona, así como de mayores capacidades productivas en la región, sin generar una competencia desleal a las demás regiones del país. Lo que lamentablemente no se produjo con la actual Ley 28-01.

MAS AQUI

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba