Editorial

Otra forma de perder

Cualquier Juan de los Palotes llega a nuestro país y cree que realmente está en su país. ¡Qué bueno que los turistas  reciban esa acogida! En el caso de las elecciones primarias, hubo la presencia de extranjeros, invitados o no, apoyados por partidos políticos, que como todos los ciudadanos saben, querían sobrepasar las funciones de la Junta Central Electoral y querían estar en todo el espectro electoral haciendo sondeos a boca de urnas, post encuesta en el interior de los centros de votación, en las mesas de información, conteo y firma de actas. Para colmo, querían estar hasta dirigiendo los procesos en las Juntas electorales municipales y en especial en la Junta Central Electoral.
 

Todo el elenco participante decía que era de ciertas ONGs, de las cuales muchas, nunca se habían oído nombrar, o personalidades que en su país, deberían estar presos, delincuentes, incluidos expresidentes vinculados al narcotráfico, drogadictos, farsantes y otros burros de carga pagados por organismos internacionales, ahí se observan, españoles, colombianos, norteamericanos, puertorriqueños, costarricenses, hondureños, panameños, mejicanos, entre otros.
 

Lo peor es que la mayoría de los medios de comunicación, principalmente programas de televisión que dirigen periodistas serios y otros voceros de instituciones, como servincherros  los entrevistaron  y comulgaron con las basuras que esos personajes sin conceptos, sin capacidad, sin seriedad, sin responsabilidad y en fin, que pretenden no saber cuáles son sus derechos y deberes en un país extranjero.  “Personajes” que lamentablemente viven del cuento, y que sus acciones son un daño a la ciudadanía dominicana, resquebrajando nuestra dignidad y libertad, nuestra democracia y más que todo nuestra dominicanidad.
 

Tomamos este tema, para que nuestro gobierno y la Junta Central Electoral, no vuelvan a permitir esta situación desmoralizante e indecente, pues pensamos, si pasó este caso en unas primarias, donde solo participaron dos partidos políticos qué sería si no se le pone freno para las dos o tres elecciones que nos faltan, ya sean las municipales, congresuales y presidenciales.
 

Esta expectación y participación de bucaneros, parece tenía el interés de crear una ola de falsedad para  inestabilizar la paz y seriedad nacional, con un molde hoy día, que está encendiendo a nuestros países hermanos latinoamericanos.
 

Vista esta observación, nuestro gobierno debe hacer una investigación exhaustiva a estos “personajes” que vinieron sin llamarlos, para saber los por qué y los daños que sus presentaciones hicieron en nuestro  país, como fueron expuestos en el de ellos. De  manera que esperamos que estos moros de costa se queden fuera y no se les permita el ingreso a este país, a nuestras elecciones generales.
 

Como es sabido, otras veces nos han visitado representantes de instituciones y organismos reconocidos aquí e internacionalmente, a quiénes siempre el país le ha abierto sus puertas, pero no queremos que nadie en particular o cualquier Juan de los Palotes, se inmiscuya en nuestra soberanía y problemas internos.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba