Municipales

Palabras del periodista Alejandro García en el acto del sepelio del Marcelo Classe

Tristemente y con gran pesar, en medio del cumplimiento de un Decreto Divino sobre la muerte, hoy estamos a este lúgubre momento para despedir y darle el último adiós al amigo y gran compañero en las faenas periodísticas y gremiales, Rafael Eugenio Marcelo Clase.

Aquí estamos, aun sacudido por la noticia repentina recibida de su amada y querida esposa Colombina, cuando desde los Estados Unidos, en horas de la  mañana del pasado martes, me envió el amargo texto: “Alejandro, se murió tu querido amigo Marcelo”.

A pesar de mis claras convicciones cristianas, de que todos vamos a un solo lugar, ( a este donde ahora nos encontramos), porque del polvo hemos sido creados y al polvo volvemos, mis ojos se llenaron de lágrimas y mis palabras se cortaron, un nudo cruzó por mi garganta y el silencio y las lagrimas hizo presa a mi esposa, quien compartía conmigo la infausta noticia de la muerte de Marcelo.

Sí, la partida de un ser querido, pariente o no, cuando se ha desarrollado sobre la base de una verdadera y profunda amistad, donde no hay espacio para enojo, el odio, el rencor, el egoísmo, la enviadar o la traición, si no solo lugar para el amor y la bondad, nobles virtudes que adornaron la vida en Marcelo, entonces es natural que el más fuerte de los vivientes mortales se quiebre; que tiemblen sus rodillas, y que su corazón palpite aceleradamente como si en un santiamén se fuera a desvanecer.

Es que hemos perdido a un ser humano excepcional: Un buen hijo, un buen esposo, buen padre, un buen compañero, un buen amigo y un buen ciudadano, que en las buenas o en las malas, en su diario vivir, siempre dijo presente, con una sonrisa a flor de labios; así queremos recordarlo como legado imperecedero para su madre Doña María esposa Colombina, sus hijos Endy, Sandry, Paul, Luis, Ariel y Chanise, para sus hermanos, sobrinos, primos, amigos y relacionados que hoy lo despedimos, pero también para aquellos que compartieron gratos momentos con él, que no pudieron estar presentes en esta hora.

Abramos nuestros ojos, miremos el testimonio viviente en Marcelo y que Dios nos ayude a caminar por esas mismqas sendas que él caminó, porque para eso vino Cristo al mundo,  para dejarnos el trazo de sus sendas de paz, amor y bondad. Amémonos pues unos a otros, de corazón y sin fingimiento.

No quiero terminar estas palabras, sin antes compartir algunas expresiones y notas de condolencias escritas en las redes sociales en torno a la muerte de Marcelo.

Willie Ferreira Dice: SIEMPRE BIEN RECORDADO MARCELO CLASSE.

Franklin Dominguez: Un hombre ejemplar, amigo y defensor de los Derechos Humanos.

Mercedita Cepeda: Gran pérdida.
Cesar Núñez: Buen periodista, compañero, mejor persona.

Felix Jacinto Breton Breton: Una leyenda del periodismo dominicano. Dio clase de honestidad. Un hombre sencillo y humilde y «amigo del amigo». Sembraste amor, solidaridad y práctico la justicia.

Leoncio Peralta:  Paz eterna para su alma y solidaridad con sus familiares. Era secretario del SNPP cuando yo inicie esta profesión. Muchas bolas me daba en su carro.

Jose Madera: Wao, que lamentable. Hace tiempo que no sabía de él. Muy solidario con todos.

Santiago Nuñez; Ser  humano excepcional.

Olivo De León: Valioso hombre de la prensa.

Nelson Cerda: Caramba Marcelo, que pena que te has ido, caramba Marcelo que sencillo tu vivir, que humildad en tu sonrisa, cuanta paz te has de compañar, y cuando extrañaremos a los que
como tu marchan a los contornos de los desconocido…vete en paz y no olvide dejarnos tu amistad y sonrisa.

Ricardo Santana Peña: Gran amigo y colega Marcelo Clase, un gran ser humano, sencillo, humilde, no tenía problemas con nadie.

Quiero dejar en ustedes estas estrofas del compositor y cautautor argentino Alberto Cortez que dice:

Cuando un amigo se va, queda un terreno baldío, que quiere el tiempo llenar, con las piedras del astillo.

Cuando un amigo se va, Queda un espacio vació, Que no lo puede llenar La llegada de otro amigo.

Paz a sus restos.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba