Sociales

Paris Hilton: Las sombrías de sus confesiones

“Nunca lo hablé con nadie. Aún tengo pesadillas, me gustaría poder llevar una cámara a mis sueños y mostrarles cómo es. Es aterrador y lo revivo cada noche y aún estoy traumatizada y creo que la única forma de que se detengan estas pesadillas es hacer algo”. Las palabras podrían parecer las de un adolescente atormentado, pero eran las de Paris Hilton, la millonaria conocida por sus lujos, sus exitosos negocios y su intensa vida social.

Consciente de que durante años alimentó al “personaje” que ella misma creó, y que parecía alejado de cualquier problema terrenal, Paris decidió abrir las puertas de su lado más oscuro, y quizás más real, a través del documental This is Paris, que se estrenará en YouTube el próximo 14 de septiembre.

Paris Hilton1Hasta antes de esa producción era extraño que Paris hablara de sí misma de una manera tan cruda. Sí reconoció que la filtración de su video sexual le trajo problemas mentales y no quiso salir de su casa en meses, pero también comentó que no podía estar en terapia porque no confiaba en nadie.

Nacida en una cuna de oro, se hizo famosa precisamente por su video sexual y también por un reality llamado The Simple Life – en donde jugaba baloncesto usando tacones Louis Vuitton o mostraba su total desconocimiento de las lavanderías-, pero la vida de Paris Hilton está lejos de ser simple.

Nicole Richie y Paris Hilton
Nicole Richie y Paris Hilton, las estrellas de “The Simple Life” (AP)

La bisnieta del millonario hotelero Conrad Hilton padeció de una infancia traumática y también de parejas abusivas. Ha luchado contra el estereotipo de la rubia tonta y se siente responsable de la obsesión que existe entre las adolescentes de hoy por su propia imagen.

Su documental devela una imagen muy distinta de la chica “cool”, la “reina de la noche” siempre a la moda y alejada de preocupaciones que mostró durante años.

Según Paris, todo este tiempo había evitado revelar esos sombríos detalles de su existencia porque temía “lastimar” su “marca”, pero se dio cuenta que era urgente un cambio.

“Si no lo hago, esto va a seguir pasando y voy a seguir traumatizada y pensando en eso el resto de mi vida”, declaró a Us Weekly. “Algunas partes son muy traumáticas o difíciles en mi vida y quiero poder contar mi historia para que la gente pueda entenderme y también comprenderse a sí misma”.

Paris junto a su madre y su hermana Nicki
Paris junto a su madre y su hermana Nicki

La pesadilla comenzó en su época de secundaria, en Nueva York, donde se volvió “adicta a la vida nocturna. Me sentía como la reina de la noche. Ahí es donde realmente me convertí en Paris”.

Preocupados, sus padres primero la castigaron encerrándola en su habitación y quitándole el teléfono, pero cuando eso no funcionó la enviaron a “escuelas de crecimiento emocional”.

Según Paris, le quitaban sus pertenencias y cuando trató de escapar la golpearon brutalmente delante de otros chicos.

Pero el infierno sería mayor en la escuela Provo Canyon en Utah, “la peor de las peores”, en donde estuvo 11 meses en 1998.

La millonaria, hoy de 39 años, cree que el personal de esa escuela disfrutaba con “torturar a los niños y verlos desnudos”.

Los maltratos a Paris en aquel lugar habrían incluido el recetarle pastillas, al igual que al resto de los alumnos, pero ella las escondía en una servilleta para no tomarlas.

Como si se tratara de una prisión, según Hilton, cuando descubrieron que no estaba tomando sus medicamentos la pusieron en aislamiento. “Hacían que la gente se quitara la ropa y entrara allí durante unas 20 horas. Me sentí como si me estuviera volviendo loca. Alguien estaba en la otra habitación, había como una camisa de fuerza. … Me estaba congelando, me estaba muriendo de hambre, estaba sola. Tenía miedo”.

Una vez que alcanzó la mayoría de edad, Paris pudo librarse de ese martirio y volvió a casa sin decir una palabra a su familia de lo que vivió ahí.

Paris no deseaba contar ningún pasaje oscuro de su vida por temor a que eso afectara su marca (AP)
Paris no deseaba contar ningún pasaje oscuro de su vida por temor a que eso afectara su marca (AP)
“Después de estar en esa escuela, no quería que nadie lo supiera, no quería avergonzarme de que estaba tan obsesionada con lucir perfecta por fuera”.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba