Deportes

Peligra el camino hacia los Juegos de Tokio por culpa del coronavirus

MADRID.- ‘El camino a Tokio’, lema elegido por numerosas organizaciones deportivas para dar cuenta de sus procesos de clasificación para los Juegos Olímpicos del próximo julio, se ha llenado de piedras por culpa de un virus con forma de corona, que responde al nombre de COVID-19 y que ya ha infectado a 82.294 personas de 49 países.

La suspensión del Tour de los Emiratos Árabes, tras dos positivos entre los participantes, es la última consecuencia en el calendario deportivo de la propagación del virus. Participantes y miembros de la caravana ciclista permanecen encerrados en un par de hoteles en Abu Dabi, a la espera de lo que determinen las pruebas médicas y las autoridades sanitarias.

Las competiciones saltan de país en país y de mes en mes en el almanaque en busca de destinos ‘seguros’ que permitan a los deportistas participar en los torneos clasificatorios y preparatorios de los Juegos de forma parecida a como lo tenían previsto.

Partidos a puerta cerrada, espectadores con mascarilla, cancelación de vuelos, cierre de fronteras… “Una complejidad añadida a la vida de las federaciones”, resumió el vicepresidente primero del COI, el español Juan Antonio Samaranch, al referirse a un calendario deportivo que queda patas arriba.

Y todo ello mientras planea sobre el universo deportivo la pregunta del millón (o de los miles de millones): ¿podrán disputarse los Juegos Olímpicos?

Los organizadores y el COI mantienen que siguen trabajando en la preparación de los Juegos sin pensar en una cancelación o en un cambio de fechas, pero permanecen “atentísimos” a lo que sucede, “con la obvia preocupación”, indicó Samaranch.

Una eventual decisión sobre los Juegos se tomaría siempre “al dictado de lo que determinen las autoridades sanitarias”.

En los Juegos se espera la participación de más de 10.000 deportistas, con sus correspondientes equipos, federaciones, asistentes y árbitros, además de la llegada a Japón de cientos de miles de aficionados y turistas con motivo de la cita olímpica.

La suspensión de los partidos de la liga japonesa de fútbol hasta el 15 de marzo, el aplazamiento de las labores de adiestramiento de los voluntarios de los Juegos y el cierre temporal este viernes de todos los colegios para contener el brote no invitan a la tranquilidad sobre lo que se avecina en el país que debe acoger los Juegos en menos de cinco meses.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba