Editorial

El peligro de ser borrados del mapa

El estado de vulnerabilidad en que se encuentra la República Dominicana frente a los cambios que eventualmente puede provocar el trastorno climático mundial es sobrecogedor, según ha dicho el presidente Danilo Medina.

El pronóstico más aterrador es que, si continúa subiendo la temperatura de la tierra, a consecuencia de la pérdida de las capas atmosféricas que ayudan a amainar los rayos solares, el país desaparecería.

No es tan inminente como para entrar en pánico desde ahora, pero esas consecuencias forman parte de las predicciones de los científicos en la medida en que evalúan los impactos preliminares que ya se están sintiendo en otras latitudes, como el mismo calentamiento global, desde hace dos siglos.

La causa es el llamado efecto invernadero, causado por la actividad humana depredadora de los recursos de bosque y la actividad industrial, con las emanaciones de monóxido y dióxido de carbono en la atmósfera que taponan la salida de las energías calurosas que emite la tierra.

Hay normativas para reducir estas emisiones y una de ellas es la de producir energía en base a fuentes limpias, como la del viento, las olas y el sol, dependiendo menos del carbón, el petróleo y otros combustibles fósiles y gaseosos.

La República Dominicana está apurando el cambio de sus matrices energéticas. El propio presidente Medina dijo que ya el país ha podido reducir en unas 700,000 toneladas las cargas de emisiones tóxicas, gracias a los proyectos de energía renovable, un proceso que debe continuar.

El calentamiento global tiene también sus consecuencias en la esterilización de las tierras por culpa de la falta de lluvias y las sequías prolongadas y por el progresivo deshielo de los glaciares o montañas de hielo y nieve que todavía existen en varias regiones. El deshielo aumenta el nivel de los océanos y la amenaza de inundaciones que, como advirtió el Presidente, pueden barrer al país del mapa.

Frente a tales expectativas, es preciso que el Estado y la sociedad se comprometan en la aplicación de medidas impostergables para reducir o eliminar los daños al ambiente provocados por la acción humana e industrial.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba