Editorial

Por fin, las lluvias

Gracias a Dios que ha comenzado a llover y lo está haciendo donde hace falta, en la Línea Noroeste, asolada por la sequía desde hace años y en aquellas zonas cuyos ríos alimentan acueductos.

En verdad, el calor ya es insoportable y apenas estamos en mayo. Estas lluvias permiten hacer más soportable una temporada de calor que parece se prolongará pues todavía estamos “en plena primavera”, como dice una conocida canción.

El cambio climático, el calentamiento global y los fenómenos conocidos como El Niño y La Niña, han traído estos fenómenos que han puesto loca a la naturaleza y que han modificado los ciclos de lluvia y sol a que estábamos acostumbrados.

Nuestros agricultores ya no pueden llevarse de las viejas temporadas de lluvias para sembrar. Ahora tienen que consultar con los expertos en meteorología para que no se pierdan sus cosechas por sembrar fuera de “temporada”, una que es distinta de la de antes.

Saludamos la llegada de las lluvias por lo que tienen de beneficiosas y porque nos permiten un respiro en la temperatura y traen sosiego a la gente.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba