Editorial

Presencia de casos traen preocupación por la salud colectiva

Aunque la sociedad no debería alarmarse por lo que representan individualmente algunas enfermedades que se manifiestan en el país en este momento, se trata de incidencias simultáneas que obligan a activar comportamientos preventivos contra las transmisiones de virus y a reforzar la capacidad de reaccionar sin demoras hacia la asistencia médica.

El registro súbitamente ascendente de personas infectadas de covid-19 con una positividad diaria ahora mayor (14.26%) compromete a enfocarse en las oscilaciones de altas y bajas que caracterizan el padecimiento a nivel mundial, que por el momento permanece circunscrito a pocos lugares del territorio nacional.

Los reportes de dengue en temporada podrían no ser epidemiológicamente importante desde el criterio de especialistas; pero basta que hayan ocurrido 8,340 casos y 42 muertes para poner en sobre aviso a la colectividad para la eliminación de focos propiciadores.

El regreso a la docencia multiplica las cercanías que han expandido en la población infantil más de un virus generador de infecciones respiratorias incluyendo el de la influenza de cíclicos ataques y de mayor amenaza para los no vacunados. Acogerse a la inmunización facilitada por el Estado es una prevención a la que debe recurrirse puntualmente.

El cólera que azota al cercano Haití de las migraciones ha tenido dos recientes manifestaciones de este lado, lo que obliga a redoblar eficaces medidas contra su difusión local.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba