Editorial

Pro Duarte

Algunos dominicanos no aprecian el valor de Juan Pablo Duarte como Padre de la Patria, porque el patricio era diferente a la generalidad de los dominicanos de ayer y de hoy. Veamos

Duarte creyó en que un país independiente, a pesar de su tamaño y de su escasa población, era viable en nuestro territorio. Contra los que no creyeron, ese ideal tiene 176 años y contando.

No tuvo vacilación en entregar sus bienes a la causa de la independencia.

Duarte no odiaba a los haitianos pero marchó al frente de guerra para enfrentarlos.

La única vez que manejó fondos públicos, rindió cuenta clara de esos recursos.

Cuando le propusieron que violara las reglas de la democracia, se negó rotundamente.

Ya exiliado, desde que supo que la Patria debía ser salvada, se presentó voluntariamente al servicio de su país.

Como se puede apreciar, no hay en los anales del país un patriotismo más acendrado, una honradez más acrisolada y un criterio democrático mejor asentado.

Por eso es nuestro Padre de la Patria.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba