Nacionales

Proponen a sociedad dominicana un reconocimiento al combatiente anti-trujillista don Marcelo Bermúdez

SANTIAGO.-Un empresario local, quien fuera hostigado durante la
dictadura de Rafael Leónidas Trujillo, por su consagración en la lucha contra
el sátrapa, propone a la sociedad dominicana hacer un gran
reconocimiento al combatiente anti-trujillista don Marcelo
Bermúdez, ya que fue indoblegable en el combate revolucionario
por la liberación del país de la tiranía más cruel de América Latina
y el Caribe.

Ulises Polanco hace la solicitud a propósito de cumplirse en
estos días el 63 aniversario del ajusticiamiento de Trujillo, para
establecer que la sociedad dominicana, en especial la de
Santiago, tiene una deuda moral con Marcelo Bermúdez, la cual
debe ser saldada con un gran reconocimiento hacia su persona.

“Marcelo sufrió prisión, tortura y como prisionero político, su vida
estuvo en peligro, pero nunca desistió de su accionar en procura
de contribuir con la construcción de la democracia basada en
justicia social, constitucionalidad y respeto a los derechos
fundamentales del ser humano y la paz”, expresa Polanco.

Indica que la carta de presentación de Bermúdez se sustenta en
la lealtad, sacrificio, voluntad y el amor patrio, lo que se expresa
en sus aportes al sistema democrático y en la batalla firme contra
el Trujillismo, así como en su integración al movimiento armado-
político-militar que lideró Manolo Tavárez Justo en las Manaclas
por el restablecimiento de la constitucionalidad.

Polanco manifestó que Marcelo Bermúdez articuló sus
pensamientos con el pragmatismo, formando parte de una familia
con poder económico, decidió abandonar las comodidades, el
calor de la familia y privilegios para lanzarse al campo de batalla a
emprender acciones por la liberación nacional.

Resaltó que Bermúdez ha sido solidario, humanista y revolucionario a carta cabal, en la medida de su compromiso con la Patria, ha sido leal y ha defendido los mejores intereses de la nación.

Polanco entiende como primordial que en las escuelas, colegios,
liceos y universidades, se incluya en el currículo académico una
asignatura sobre la historia de la época de la dictadura, con la
finalidad de educar y orientar a todas las generaciones de las
crueldades y crímenes ejecutados por Trujillo y sus esbirros con
el objetivo de formar a la población en aras de que no permita que
se repita una tiranía en el país.

“Hay que enseñar a niños, jóvenes y al pueblo en general, sobre
la nefasta era de Trujillo, ya que es la forma de impregnar
conciencia en busca de construir una ciudadanía responsable
para defender la democracia y bloquear a los remanentes de la
dictadura, para afianzar el sistema político y democrático para
que sea representativo y participativo”, concluyó Ulises Polanco.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba