Opinión

¿Qué es Amor?

Fausto García

La vida y sus cosas son de forma y de fondo.  Lamentablemente, hay quienes pierden el fondo, por estar guardando “las formas”. (Fausto García) 

Mi amigo a distancia, pero contradictoriamente cercano, el padre Gregorio Mateu, digno sacerdote católico, creador y sustentador de la fundación Felicidad Para Todos, que desde España difunde mensajes de vida y de salvación para el mundo, con presencia en tres países del Caribe y Paraguay, trae a menudo mensajes espirituales, además de las reflexiones en torno al Evangelio de cada día, que ponen a uno en la onda de lo sublime, lo bello, lo que trasciende las almas aunque no sean gemelas. El último es de fecha uno de junio de este 2019, el número 305, en torno al tema del amor y con la interrogante, que encabeza este artículo.

“¿Qué es Amor? El amor es un sentimiento inherente a la condición humana, una necesidad biológica, psicológica y social para la mayoría de las personas. El amor, en su sentido más amplio, es el afecto genuino entre las personas, el deseo de dar y de recibir, de compartir, de proyectar y de creer que se puede y que vale la pena contar con el otro. En suma, es sentir profundamente nuestra condición de hermanos, que es lo que permite darle significación trascendente a la vida. El amor se manifiesta con diferentes características según el caso, por ejemplo, se puede pensar en el amor al prójimo, en el amor a los hijos o a los padres, en el amor hacia la pareja, en el amor a Dios. Y en cada caso se podrían mencionar características especiales. De todos modos, algunas características son básicas y comunes a todas estas formas en que se manifiesta este noble sentimiento.

Características del amor:  

1.- Confianza mutua.  Cuando existe amor se confía en el otro, uno puede abrir su mente y su corazón, y mostrarse frente al otro tal cuál es, sin temor a reproches. Uno sabe que el otro estará siempre dispuesto a apoyarnos y a acompañarnos.

2.- Respeto. Nunca se debe olvidar que el ser amado es un sujeto autónomo, que merece todo el respeto y toda la consideración, y por más que la convivencia tienda a crear rutinas o modos de interaccionar particulares, el respeto debe prevalecer por sobre todas las cosas.

3. -Comunión. El amor nos vincula con el otro desde lo más profundo, nos funde, nos hermana, nos hace sentir que no importa la distancia que nos separe, el otro allí está para contenernos, para entendernos, para acompañarnos, incluso para disentir de nosotros.

4. – Diálogo. Cuando existe amor existe diálogo, ya que diálogo es comunicación, y la comunicación resulta imprescindible para mantenerse conectado con los sentimientos y las necesidades del otro.

5.-Tiempo para el otro. Dar amor es dar tiempo, no necesariamente mucho tiempo, pero sí tiempo de calidad. Esto lo vemos muy a menudo en el caso del amor filial. Además de la protección y los cuidados tradicionales, los padres deben ser conscientes de que sus hijos necesitan pasar tiempo con ellos, un tiempo de tranquilidad, de calma y de juego, o diálogo distendido.

6.- Crecimiento. El amor verdadero reconforta al ser, lo dota de energía y entusiasmo, lo que siempre es positivo, y lleva al camino de la superación.

7.- Paciencia. No todos los días son buenos, y a veces el malhumor nos domina y reaccionamos de manera exagerada por pequeños detalles. Es necesario evitar caer en una espiral de agresión, para ello es necesaria una buena dosis de paciencia, donde contar hasta diez y “dejar pasar” puede ser un gran consejo.

8. – Proyectos compartidos. El amor se da en el marco de la unión de sentimientos, emociones y también de proyectos por los que trabajar cada día. Estos proyectos nutren y sostienen en gran parte las relaciones de amor.

9. – Generosidad y entrega. Amar es compartir, dejar de pensar desde un único lugar para verse proyectado en el otro, eso instala una cadena de actitudes donde la generosidad y la entrega son eslabones indispensables.

10.- No se espera nada a cambio. El amor verdadero no espera retribución, no exige nada a cambio, en la propia felicidad y fortaleza emocional que da el amar está todo lo reconfortante.”

Para terminar por hoy, viene bien hacerlo con una invitacion del tambien sacerdote español Santgiago Martin (FM), que nos dice: “Cada uno debe ser la mano de Dios, la caricia de Dios, hay que llevar a Dios a los demas, trabajando en la tierra por un mundo mejor”.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba