Opinión

¿Que es el antisemetismo?

Aquiles Olivo Morel

El sábado 28 de diciembre 5 personas fueron apuñadas en la casa de un rabino judío en un hecho, por supuesto, ocurrido en la ciudad de New York, lo cual de inmediato hizo suponer que la acción se inscribía en la creencia generalizada de que se trata de un resurgimiento del antisemetismo. Los judíos a lo largo de la historia forman parte de una vieja controversia cimentada por una especie de discriminación a la forma en que se expresan sus acciones donde quiera que sus comunidades se establecen.

Sin dudas, el pueblo judío ha enfrentado a lo largo de la historia prejuicios y hostilidades, siendo la Segunda Guerra Mundial el momento de mayor consecuencia para esta comunidad, cuando seis millones de judíos fueron asesinados por los nazis o sus cómplices en lo que se conoce como el Holocausto.

Pero en verdad qué es el antisemitismo y en qué se diferencia del antisionismo (y cómo se puede criticar a Israel sin caer en ninguno de los dos), son cuestiones fundamentales a la hora de evaluar los hechos, como lo sucedido en New York con la muerte de estos cinco ciudadanos, específicamente frente a un rabino.

A recurrir a los diccionarios de la lengua española coinciden en los siguientes aspectos: Racismo o discriminación. Pero, ¿qué significan ambos términos? El Diccionario de la Real Academia Española define antisemita como “que muestra hostilidad o prejuicios hacia los judíos, su cultura o su influencia”

Mucho antes de la Segunda Guerra Mundial ya existía en la comunidad judía –la denominada diáspora- la convicción de conformar un Estado Judío, mucho más allá de la promesa de esperar la llegada de un mesías, tal como se lo prometió Dios en el libro del Génesis.

Hay una diferencia muy marcada entre sionismo y antisemetismo: Mientras el primero procura el establecimiento de un Estado judío desde su origen en Europa central y oriental a finales del siglo XIX. Su fundador en tanto que movimiento organizado fue el periodista austro-húngaro de origen judío Theodor Herzl como respuesta a la ola antisemita que recorrió Europa en esos años, uno de cuyos exponentes fue el affaire Dreyfus.

Por último, el sionismo puede considerarse como un movimiento de Liberación Nacional, cuya momento cumbre alcanzo finalmente el establecimiento del Estado judío en territorio palestino.  El movimiento tuvo como objetivo fomentar la emigración judía a Palestina y alcanzó su objetivo principal con la fundación del Estado de Israel en 1948.

Los antisemitas, en la Alemania Nazis, por el contrario, fueron capaces de llevar a la cremación un promedio de 20 millones de judíos, este episodio de la historia se conoce como el holocausto. La repercusión de este infame hecho aún perdura como una mancha oscura de ese régimen, poco superable en la psiquis de un puedo judío dispuesto a hacer cuanto esté a su alcance por conservar los territorios hoy ocupados. .

El sionismo, por su parte, es el “movimiento político judío centrado en sus orígenes en la formación de un estado de Israel y, después de la proclamación de este en 1948, en su apoyo y su defensa”, que es a lo que se opondrían los antisionistas.

El antisemitismo moderno, sin embargo, puede adoptar muchas formas, incluidas teorías de la conspiración sobre el control judío del sistema financiero global y los medios de comunicación, ataques a sinagogas, abuso verbal o discursos de odio y memes abusivos en las redes sociales, entre otras

Así que, en su sentido moderno, un sionista es alguien que defiende y apoya la existencia y prosperidad del actual Estado israelí

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba