Editorial

¿Qué está fallando?

El Laboratorio Nacional “Doctor Defilló” ha dado muestra de gran deficiencia en la organización para la toma de muestras para las pruebas del Covid-19 y en el procesamiento de las mismas para dar resultados.

Hay mucha desinformación sobre el servicio que está llamado a dar, lo que se traduce en una gran desorientación al paciente que acude en busca de servicio.

Reporteros de EL DÍA acudieron al lugar y les fue prácticamente imposible obtener las orientaciones oficiales sobre el procedimiento que deben seguir los pacientes para hacerse las pruebas.

A partir de ahí habrá que imaginarse la difícil tarea que será para un ciudadano de “a pie” tener la orientación adecuada, algo fundamental en la lucha contra la pandemia del Covid-19.

El fin de semana pasado el propio Presidente de la República socializaba una información alarmante: unas 15 mil muestras tomadas debieron ser descartadas sin que se pudieran hacer las pruebas PCR. En otras palabras, pacientes que acudieron y nunca obtuvieron los resultados.

Puede que estemos ante un caso de una penosa combinación de precariedad y negligencia gerencial, que incluye algo tan elemental como información y orientación al paciente. Para eso último no se necesitan recursos.

Aunque con menos ruidos que hace unas semanas, el Covid-19 continúa eliminando vidas y mantiene su expansión.
Todos los actores, incluyendo los que tienen que ver con el diagnóstico, están obligados a cumplir con eficiencia su parte.

A cinco meses de iniciada la crisis sanitaria, ya no se justifican algunos fallos.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba