Opinión

¿Qué está pasando en el PLD?

Rafael Santos

Un partido político no se dirige con la vista puesta en las ambiciones o deseos personales. Un partido político con reales vocación de poder se dirige con la visión de ser una entidad que además de unificar criterios en torno a un interés común, también tiene como misión, trabajar a favor de la sociedad en la que se desarrolla.

Es por ello, que en varios de nuestros artículos y desde comienzo del 2023, veníamos advirtiendo lo que acaba de pasar en el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), en donde sin tener una lámpara mágica, porque al igual que quien escribe otros también se refirieron al tema, dábamos algunas pinceladas, y a manera si se quiere hasta de “consejos”, les hacíamos ciertas recomendaciones a la citada entidad, la que por ciertos manejos inadecuados que viene  realizando desde hace varios años, hoy su situación de cara al futuro continua siendo difícil, muy difícil.

Hace bien el actual presidente del PLD, licenciado Danilo Medina, quien junto a Charles Mariotti acaban de anunciar al país que no optarán por nuevos cargos a lo interno de la citada entidad, lo que podría oxigenar el accionar de esa organización de cara al evento electoral del 28, en donde tendrán que hacer un gigantesco esfuerzo y en lo inmediato si de verdad desean recuperar aunque sea una parte del terreno perdido, trabajar en  la construcción de una verdadera opción de poder, o de lo contrario, terminarán siendo un partido de los llamados bisagras.

Esa dirigencia del PLD debe tener en cuenta, que sus “hermanos” de la Fuerza del Pueblo (FP) con Leonel Fernández a la cabeza, fueron los grandes triunfadores de la contienda pasada, pues de algo menos de un 5 % en las elecciones del 20, ahora se han robustecido con un 29 por ciento.

Esto coloca la joven entidad dentro del carril por la competencia de un 28, que aunque muchos de los perremeistas no quieren admitir, la FP será el rudo dolor de cabeza a la que tendrán que combatir con poderosos analgésicos políticos, y desde ya, los oficialistas deben de ir construyendo una figura que pueda batallar con la veteranía de un león que sabes hacia dónde va.

Es por ello, que viendo el panorama y las movedizas arenas sobre la cual camina el PLD en estos momentos, les sugerimos pensar bien cada paso a dar en lo adelante. Que tengan en cuenta que su accionar y hasta el declaracionismo por los diversos medios, en vez de sumarle, si no se saben cuidar, les podría resultar muy perjudicial y continuar caminando como el cangrejo, hacia el involucionismo.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba