Belleza

¿Quieres lucir unos labios envidiables?

Los labios están cubiertos por una piel extremadamente delicada que, por desgracia, tiende a sufrir los efectos negativos de las toxinas y los rayos del sol.

Pese a que siempre se han considerado como uno de los atractivos físicos de toda persona, algunos les restan importancia y no les brindan los cuidados necesarios para conservarlos en buenas condiciones.

Como consecuencia, van acumulando células muertas e impurezas que, con los días, se manifiestan con manchas, agrietamiento, infecciones y otros problemas que los hacen lucir mal desde el punto de vista estético.

1. Utiliza protector solar

El uso diario de un bálsamo con protector solar es una forma sencilla de evitar los efectos nocivos del sol sobre la delicada piel de los labios.

Este producto minimiza el impacto negativo de los rayos UV, a la vez que conserva la humedad natural de la boca para evitar el deterioro de su piel.

Lo ideal es emplearlo todos los días, dos o tres veces durante la jornada, con el fin de asegurar su protección.

2. Asegúrate de humectarlos

Los cambios bruscos de temperatura, los restos de algunos alimentos y la exposición a las toxinas son factores que atentan de forma directa contra la salud de los labios.

Sus efectos alteran la producción de aceites naturales y conducen a la muerte de las células que los mantienen renovados.

Debido a esto, es primordial hidratarlos varias veces al día con algún producto adicional, puede ser un labial comercial, o bien un poco de manteca de cacao.
3. Evita el consumo de cigarrillo
El consumo habitual de cigarrillo no solo afecta la estética de los dientes sino que, con los días, genera alteraciones notorias en la piel de los labios.

Sus toxinas aceleran el proceso de envejecimiento de la piel, alteran su humedad natural y favorecen la aparición de antiestéticas manchas oscuras.
4. Elimina las células muertas
La acumulación de células muertas en los labios es notoria, dado que se manifiesta con pequeños pellejitos de piel que parecen fáciles de arrancar.

Sin embargo, es necesario utilizar un producto exfoliante para removerlos, ya que hacerlo con las uñas puede generar lesiones.

En el mercado se pueden adquirir en diferentes presentaciones, aunque también pueden prepararse en casa con ingredientes como el azúcar grueso y la miel.

Incluso, si no cuentas con ninguno de estos productos a mano, puedes frotarlos con cuidado con un cepillo de dientes suaves para obtener efectos similares.
5. Incrementa el consumo de agua
La salud de los labios también depende en gran medida de la hidratación corporal, no solo porque esta facilita su oxigenación, sino también porque es clave para retener su humedad natural.

El consumo diario de agua, no menos de dos litros al día, garantiza una piel labial protegida, hidratada y constantemente renovada.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba