Editorial

Racionalidad política

El DÍA cree en la eficacia del voto automatizado presentado por la Junta Central Electoral, y en las numerosas ventajas que arrastra ese sistema para nuestro sistema electoral.

Entendemos que eficientiza el escrutinio y transmisión de resultados, en especial en los niveles donde se utiliza el voto preferencial.

Comprendemos también que los actores del proceso electoral, especialmente los partidos políticos o candidatos, tienen derecho a externar dudas en torno al sistema y exigir que las mismas les sean despejadas.

Lo criticable es que haya una sinrazón o que el alud de críticas al sistema tengan como único propósito desacreditar al órgano electoral, previendo resultados electorales indeseados para un sector.

Las exigencias racionales, motivadas por el interés de que en las elecciones se implemente un sistema de conteo y escrutinios de votos confiable y ágil, deben ser atendidas.

La opinión de la OEA, la ONU o la Unión Europea en este caso traería sosiego a una parte de la población que observa el debate y que le ha dado cabida a la duda.

Vistas la actual situación y los niveles de crispaciones del debate sobre el voto automatizado, no sería descabellado tener un plan alternativo que involucre mantener el voto físico y la automatización del escrutinio y la transmisión de resultados.

La Junta también requiere de sosiego para preparar los procesos electorales de febrero y mayo próximo.

La madurez política y la racionalidad son la garantía de que el próximo certamen electoral culmine exitosamente para la democracia.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba