Deportes

Radiografía de los últimos días de Maradona antes de su muerte

“¿Qué harían ustedes si fueran Maradona?”

La pregunta del astro fue dirigida a su círculo íntimo, horas después de haber sido operado del hematoma subdural en el hemisferio izquierdo. En la tranquilidad de la habitación en la Clínica Olivos se hizo una pausa, hasta que uno de sus interlocutores le respondió: “No me gustaría ser Maradona ni un minuto”. El Diez ofreció una media sonrisa y replicó: “¿Viste? Eso me pasa todos los días. Estoy cansado, me gustaría tomarme vacaciones de Maradona”.

Fue en esos días que se filtraron los ofrecimientos de varios países (con Venezuela y Cuba a la cabeza) para que pudiera alejarse de la exposición mediática, para que no lo persiguiera la estela de su leyenda. Los últimos días de Diego Maradona antes de su muerte tuvieron el espíritu de esa charla filosófica. La intervención, el tratamiento por su cuadro de abstinencia, habían logrado algo impensado hasta hacía un tiempo: que su familia y su círculo íntimo buscaran puntos de contacto para cuidarlo, cobijarlo, que volviera a ser él.

Las primeras horas en su nueva casa del Tigre, una zona que le gustaba mucho, habían sido auspiciosas. Quienes lo frecuentaban aseguran que se mostraba “súper motivado”, con ganas de reponerse, estar cerca de sus seres queridos y volver al banco de Gimnasia La Plata. Incluso, en su primera jornada en Villa Nueva salió a caminar por el parque y hasta jugó a las cartas con sus acompañantes, uno de sus pasatiempos favoritos.

Jony Espósito, su sobrino y quien lo despidió antes de que se marchara a dormir el martes 24 a las 23, lo acompañó casi a tiempo completo. Todos los días lo respaldó Maxi Pomargo, mano derecha del Diez y cuñado de Matías Morla, su abogado. Su hija Gianinna lo visitó a diario, también Jana se trasladó seguido a la propiedad y Dalma se acercó la primera semana para saber cómo se sentía. Verónica Ojeda le llevó a Dieguito Fernando. Tuvo sesiones con el psicólogo y el psiquiatra y una enfermera se hizo presente 24 x 24 en la habitación contigua a la suya.

MAS AQUI

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba