Nacionales

Ray Guevara destaca Tribunal Constitucional ha impartido justicia constitucional independiente y autónoma

SANTO DOMINGO. Al presentar su último discurso de rendición de cuentas como presidente del Tribunal Constitucional, el Dr. Milton Ray Guevara afirmó que el cariño y el apoyo que se ha ganado esa alta corte se debe a su afán por garantizar una justicia constitucional independiente, autónoma y extrapoder, además de mantener una gestión transparente durante estos doce años de gestión.

«Los mandatos de la ley sustantiva han sido celosamente preservados en cada sentencia emitida, al tiempo que supervisamos su ejecución. Si colocamos en balanza que, de las más de siete mil sentencias emitidas, solo ciento doce están pendientes de ejecución, nuestra mirada objetiva nos indica que un 98.4 % de las decisiones han sido ejecutadas y apenas un 1.6 % se encuentra pendiente de ejecución», destacó.

Afirmó que pronto el Tribunal Constitucional tendrá cinco nuevos jueces, a quienes les tocará la tarea de continuar fortaleciendo la labor que se ha realizado en esta primera etapa. «Como constante defensor de la cuota femenina en todos los estamentos del Estado, deseo fervientemente que sean incorporadas al menos dos nuevas juezas que fortalezcan la representación de la mujer, sobre todo que somos cinco hombres los salientes», resaltó.

El magistrado Ray Guevara aseguró que sobre el Consejo Nacional de la Magistratura recae la difícil, pero patriótica y valiente, misión de elegir a los próximos jueces y dijo confiar en que será una selección consciente y responsable, siempre pensando en la consolidación y estabilidad del TC, que es un patrimonio del pueblo dominicano y de la democracia dominicana.

«Estamos dejando un tribunal que es una especie de transbordador espacial, listo para seguir navegando en nuestra patria, al servicio de la ciudadanía. La solidez y el prestigio del TC se mantendrán con el trabajo tesonero y abnegado de sus jueces y servidores constitucionales. De toda la familia constitucional depende especialmente caminar y acrecentar un legado jurisprudencial», enfatizó Ray Guevara.

Destacó que el gran legado de la primera composición del Pleno es una jurisprudencia cuyo alcance y contenido no tiene precedentes en el país, además de que en sus manos se mantuvieron incólumes la nacionalidad, la soberanía nacional, la democracia, la academia, la educación, la política, la administración, los medios de comunicación, la vida privada de las personas, de las empresas, de las instituciones militares y policiales, la salud, la seguridad social, el ejercicio de las profesiones jurídicas y liberales, la reforma agraria, la expropiación de bienes, los recursos naturales y el medio ambiente, la soberanía nacional, la autonomía de los órganos constitucionales, la migración, la nacionalidad dominicana, el patrimonio nacional, la protección de los sectores más vulnerables: la mujer, la niñez, la adolescencia y la vejez.

«Tras doce años de intensa, pero inmensamente fecunda labor, concluyo mi mandato manifestando mi eterna gratitud al pueblo dominicano por su constante apoyo y confianza depositados en el Tribunal Constitucional», afirmó. Resaltó su regocijo interior por haber cumplido con la declaración pública de servir al TC para servirle al pueblo dominicano, que hizo ante el Consejo Nacional de la Magistratura durante las vistas públicas cuando era evaluado para ocupar una plaza en esta corte.

Recomendó a los dominicanos y dominicanas aferrarse a la Constitución como carta de ruta de la nación y biblia institucional de la República Dominicana. «Ella nos ofrece las herramientas necesarias para convertirnos en aguerridos centinelas de la defensa de la soberanía nacional, de nuestra identidad nacional, de nuestros símbolos patrios: la bandera nacional, el escudo nacional y el himno nacional. Tatuémonos en el corazón y en nuestras manos el lema sacrosanto Dios, patria y libertad, pues, así como Dios es eterno, nuestra patria, la República Dominicana, será siempre eterna», destacó.

Retos que enfrenta el TC

Al referirse a los retos que enfrenta el TC para seguir consolidándose «como una jurisdicción constitucional orientada a la noble misión que le ha sido confiada», aseguró que uno de ellos es trabajar en el cumplimiento de las sentencias y en continuar promoviendo la educación constitucional en las aulas y fuera de ellas, para lo que recomendó seguir fortaleciendo el Centro de Estudios Constitucionales (CEC).

En ese mismo orden, el magistrado Ray Guevara se refirió a la necesidad de ejecutar los acuerdos de colaboración interinstitucional que ha suscrito el TC, ya que los mismos favorecen la difusión y divulgación de la Constitución, la investigación, la formación constitucional y el fortalecimiento de las instituciones involucradas.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba