Editorial

Reclamos laborales

La protesta de los repartidores de una aplicación, compañeros de un trabajador muerto en las inundaciones pasadas, mueve a pensar en la necesidad de que la actualización del Código de Trabajo deje de ser un “pendiente” y reúna a los responsables de hacerla.

¿Son los “deliverys”, como se les conoce coloquialmente, empleados de las empresas que organizan sus envíos? ¿Son trabajadores independientes? ¿Trabajan en un rango intermedio, como un asociado externo, como un colaborador  para una empresa periodística, por ejemplo? ¿Qué derechos laborales se les aplica?

El problema no es exclusivo de nuestro país, ha generado jurisprudencia en muchos otros lugares, con soluciones diferentes. La llamada uberización de la economía extendió este esquema de trabajadores autónomos, pero muy dependientes, a otras actividades y cada empresa establece unas normas diferentes.

Es tiempo de revisar el código laboral porque ya no responde al marco económico y social que regula ni a las necesidades personales de los empresarios y de los trabajadores.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba